Publicado el 17 Mayo, 2011 a las 4:58 pm

Papito de Ena Von Baer ahora es dueño de la quinoa y otros transgénicos

Deliciosa Quinoa, cuya informacion genetica ahora es propiedad de la familia Von Baer

Sigue el rechazo de diversas organizaciones a la aprobación del Convenio Internacional para la Protección de Obtenciones de Vegetales. Senadores de oposición presentarán recurso ante el Tribunal Constitucional para evitar su promulgación. En tanto, Cristián Sauvageot, de Chile Sin Transgénicos dijo que con esta norma la semilla de quínoa es propiedad de Erick Von Baer, padre de la vocera de Gobierno, hasta 2016.

Continúa la controversia por la aprobación del Convenio Internacional para la Protección de Obtenciones de Vegetales, UPOV 91, ratificado la semana pasada en el Senado.

La Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV) es una organización que, aunque integrada por gobiernos de todo el mundo, ha sido propiciada por empresas transnacionales semilleras, como la estadounidense Monsanto, que controla más del 90 por ciento del mercado de la semilla transgénica.

Según sus detractores, dicho convenio impedirá a los campesinos guardar sus semillas, comprándolas anualmente, y extenderá el tiempo de vigencia de los derechos y garantías de las transnacionales que vendan semillas híbridas y transgénicas en el país.

Esta protección se refiere al pago de una suerte de patente, llamado “derecho de obtentor”, por la compra de semilla campesina registrada por las multinacionales semilleras luego de ser manipulada genéticamente.

En el programa Semáforo de Radio Universidad de Chile, Cristián Sauvageot, de Chile Sin Transgénicos, explicó que aún debe discutirse en el Congreso la ley de obtentores vegetales vinculada al convenio, que tal como está perjudicará la agricultura familiar campesina y a las etnias.

“Lo que nosotros planteamos al Congreso es que se discuta primero la ley y se informe adecuadamente, porque de lo contrario vamos a tener una ley que va a ser 100 por ciento acorde con el tratado recientemente aprobado, y eso es 100 por ciento en favor de las empresas que empiezan a monopolizar a la semilla por esta vía y en desmedro de los campesinos pequeños y los indígenas, porque se van privatizando las propiedades de las semillas, después se le hacen modificaciones, luego empieza una situación en la cual, lo que hoy es propiedad de todos, poco a poco comienza a ser propiedad de unos pocos”, explicó el experto.

Según el tratado, para que una semilla pueda ser registrada debe ser nueva, distinta, homogénea y estable. Para que se considere nueva, advirtió Sauvageot, basta sólo con que no se haya comercializado durante un año.

Con el listado de variedades agrícolas protegidas al 31 de marzo de 2011, sin la ratificación del convenio, el representante de Chile sin Transgénicos denunció, por ejemplo,  que de las más de 700 semillas inscritas la quínoa es propiedad de Erick Von Baer, padre de la ministra Secretaria General de Gobierno, hasta 2016.  “Semillas Baer” además tiene casi una veintena de variedades registradas, entre las que se cuentan tipos de avena, cebada y una gran variedad en trigo.

El empresario agrícola subrayó que el polémico convenio se está ratificando porque es parte de las obligaciones de los tratados de libre comercio que Chile ha suscrito, pero dicha obligación no está considerando otros tratados que protegen los derechos de los agricultores.

Sauvageot recalcó la necesidad de que la nueva legislación genere un equilibrio para obtentores y agricultores.

Por su parte, un grupo de senadores opositores al gobierno recurrirá al Tribunal Constitucional para impedir la promulgación de la ratificación de este convenio.

El senador PPD Jaime Quintana, explicó la justificación de esta medida, señalando “el Convenio 169 tiene rango constitucional y esta norma que se acaba de aprobar es un tratado que Chile ratifica tiene un rango legal. Con esa diferencia y supremacía de una norma sobre otra hay que mirar lo que dice el Convenio 169, y cuando se van pasar a llevar derechos o se van a intervenir prácticas, en este caso del mundo campesino particularmente indígena, deben ser consultadas las comunidades, que es lo que no se hizo en este caso, más bien se votó sin escuchar a genuinos representantes del mundo campesino tanto indígena como no indígena”.

El parlamentario recalcó que este convenio no tenía la obligación de ser ratificado y que sólo lo fue por la presión de grandes consorcios económicos que quieren que Chile produzca alimentos transgénicos y ese es un debate mucho más de fondo.

Escrito por Macarena Scheuch

Extraido de Radio U. de Chile

Propagalo!

Publicado el Martes 17 Mayo 2011 a las 4:58 pm
8 amiguitxs comentaron

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

  • Temuko

     
    Me extraña la ignorancia de la persona que elaboro la nota, como periodista debieran darse el tiempo de investigar un poco de lo que están hablando y no  generar información falsa que desorienta ademas del tema. 

    En el primer parrafo dice textual “la semilla de quínoa es propiedad de Erick Von Baer, padre de la vocera de Gobierno, hasta 2016”, haciendonos creer ademas que todo esto es parte de una confabulación de gobierno en este tema.

    Primero que todo quiero informarle que en el mundo existen mas de 3 mil variedades de quinua (En Bolivia se encuentra el banco de germoplasma que guarda 3.120 variedades de quinua) dentro de las cuales 1 variedad es de propiedad del Sr Von Baer, esto no por que el se adueño de esta de forma fraudulenta, sino por que fue creada por el mediante cruzamientos  de variedades (metodo creado por Mendel en el 1800 y que ademas no tiene NADA que ver con los Transgenicos que es otro metodo de obtención de variedades en la cual se hacen modificaciones a nivel de ADN)

    • Gaston de pudahuel

       la quinoa la creó la naturaleza, y las variedades son probablemente procesos de especiación relacionadas al medio ambiente donde se desarrolló.  Lo que hizo el papito de la ministra de crear una variedad (no me consta que sea así), lo podría hacer cualquiera con conocimientos, lo malo es que uno no debería obtener derechos sobre algo que no creó sino que mezcló y por lo demás no le paga ningún derecho a la familia de Mendel por usar su método, ni a las comunidades indígenas que mantuvieron en cultivo la quinoa por siglos.

      • BIOTECNOLOGO

        Nunca en toda mi vida había leído un argumento tan estúpido. 

        según tu super racionamiento no se podría patentar nada y por lo tanto sería el fin de la investigación científica. 
        en resumen 
        AWEONAO! 

        • asf

          chuuuu… decir que con el fin de la propiedad termina la investigacion cientifica… ESA WEA SI QUE ES DE AWEONAO

        • asd

          hay personas q creen q la propiedad privada es una idea y práctica inquebrantable, escrita por una especie de dios y que ha acompañado a toda la especie humana desde siempre… lamentable! 

        • Funklipe

          queris patentar una cepa por plantar dos plantas cerca?? no queris un nobel por tamaño descubrimiento tambien?

  • tierraustral

    El cree que es dueño de algo, o de un  derecho sobre algo, son solo triquiñuelas para manejar el negocio de la comida.
    A cultivar, a cultivar de forma tradicional y autosuficiente.
    Que no nos quiten la comida de la boca.

  • ALGUN DIA MORIRAN LOS Q SOBRAN

    esto es RIDÍCULO!… CÓMO XUXA ALGUIEN PUEDE SER DUEÑO DE UNA INFORMACIÓN GENÉTICA! 

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®