Publicado el 11 Abril, 2012 a las 9:58 pm

He mejorado mucho, cariño mio

He mejorado mucho, cariño mio.
Aunque nadie es en realidad así. Ni siquiera es saludable.
Pero sin embargo millones de mujeres y hombres en todo el mundo se pintarrajean, se matan de hambre, y hasta se operan para vivir acorde a los valores sociales de belleza.

 

¿Quién fija estos valores?
Nosotras lo hacemos; nosotras y las industrias de la imagen y la moda, con las portadas de las revistas, las dietas “milagrosas”, y nuestras celebridades artificialmente “mejoradas”.

 

¿Por qué esto les interesa?
En primer lugar, la inseguridad promueve las ventas. Mientras más inalcanzables me resulten estos valores, peor me sentiré conmigo misma, y más productos creeré necesitar.
Segundo, es importante para ellos hacer que siga considerándome como un mero cuerpo ante todo. Todas las imágenes de mujeres y hombres como simples cuerpos, desde el arte clásico hasta la publicidad de perfumes de este siglo, conspiran para hacerme pensar de esta manera.

 

Si me veo a mi misma como nada más que un cuerpo, y me valoro en esos términos, entonces creeré que lo que necesito para ser feliz -antes que cualquier otra cosa- son los productos accesorios corporales… no una vida apasionante, ni proyectos creativos, ni un mundo hermoso y seguro, etc.

Por estos absurdos valores de “belleza”, están dispuestos a matar cada año a docenas de humanos con anorexia, matar a miles y miles más con bulimia y desnutrición, hacer que paguen miles de euros por cirugía plástica y por peligrosos implantes de silicona, hacer que mujeres que no son blancas paguen por productos que supuestamente las harán lucir como las reinas blancas de la belleza, y hacer que millones de mujeres y hombres a lo largo y ancho del planeta se sientan miserablemente inseguros de sus cuerpos -como de sí mismas-.
Y los deseos de los hombres y mujeres también están forjados basándose en el condicionamiento de la industria, para que terminemos buscando la imagen llena de glamour, que en la realidad no existe; mientras que no nos enteramos de la verdadera belleza que precisamente existe a nuestro lado, en las calles y en nuestros hogares.

 

¿Por qué tienen todo este poder?
Porque en este competitivo “mercado libre”, la total falta de piedad en nombre de las ganancias, ha sido recompensada por ventas mucho más altas que las de más humanos competidores. Su método funciona en esta economía capitalista, su método vende más, domina y conquista en un sistema en donde el dinero vale mucho más que la felicidad humana.

Escrito por CrimethInc

Extraido de http://casiinocentescrimenesmentales.blogspot.com

Propagalo!

Publicado el Miércoles 11 Abril 2012 a las 9:58 pm
2 amiguitxs comentaron

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

  • Poison

    mujer ni sumisa ni devota te quiero linda libre y loca!

  • Javiera

    Excelente post.

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®