Publicado el 9 Mayo, 2012 a las 2:04 am

“Cuando sea cortado el último árbol, pescado el último pez y desaparecido el último río…

…el ser humano descubrirá que el dinero no se come” (proverbio indígena)

En Tarapacá…

Cuando el AIRE sea contaminado por las termoeléctricas a carbón…

Los habitantes de nuestra Comuna comenzarán a morir de manera similar a la gente de la Región de Antofagasta, donde se muere principalmente de cáncer a las vías respiratorias y pulmones más que en cualquier otro lugar del país.

En el caso de Tocopilla (según el mismo Servicio de Salud), su alto número de mortalidad por cáncer está vinculado a la contaminación atmosférica proveniente de los gases de las termoeléctricas a carbón y petcoke, y de las cenizas acumuladas sobre el borde costero, las que son arrastradas por el viento hasta la ciudad.
Además, nuestra ciudad y Alto Hospicio comienzan  a estar cada vez más expuestas a la actividad minera, al transporte de sustancias tóxicas, producción de molibdeno, descarga de hidrocarburos y carbón.

Cuando las  AGUAS  del río Loa, de la Cordillera y de la Pampa del Tamarugal sean contaminadas y agotadas…

El consumo de agua de los habitantes podría estar en riesgo.

El agua subterránea es la fuente principal de abastecimiento de urbes medianas y pequeñas, y de sectores rurales. Su sobreexplotación es un riesgo mayor que ya se está viviendo en varias localidades del país como Azapa, la Pampa del Tamarugal, el valle del río Copiapó. En el caso de la Pampa del Tamarugal (sector de Canchones), de la cual se abastece a la ciudad de Iquique, ha experimentado una sobreexplotación que supera la recarga del sector. El déficit de recarga alcanza hoy a 1,7 m3/s. y han disminuido en 15-20 metros su nivel en los últimos años.
Además, el agua en las quebradas, salares, bofedales y napas freáticas, es contaminado por  los tranques de relaves mineros, por sustancias tóxicas utilizadas en la perforación de pozos y utilizadas para ahorrarse el transporte de concentrado de cobre de la Compañía Minera Collahuasi.

Cuando los PECES, MARISCOS y ALGAS sean siempre más escasos…

Serán cada vez más caros para consumo humano de los habitantes de la Región.

Los recursos pesqueros están sobreexplotados para la producción de harina de pescado, para engordar salmones, pollos y cerdos. Los empresarios pesqueros pagan sueldos miserables a sus “tripulantes temporeros” y  los utilizan para reclamar mayores cuotas de captura en un mar que casi ya no contiene más peces.
Las algas del litoral marino, son arrancadas sin ninguna consideración ni fiscalización por los recolectores que no tienen otra forma de ganar su sustento en el mar. Talar las algas del litoral es como talar los bosques, las algas son las que sustentan todo lo que crece en el mar costero.
A pesar de la ley sobre residuos mineros que prohíbe las descargas de relaves a cualquier cuerpo de agua, se ha autorizado la emisión de efluentes líquidos al mar y a ríos (ejemplo: Minera La Escondida en Antofagasta).
La empresa sanitaria “Aguas del Altiplano” nos cobra por un “tratamiento de aguas” que no es tal,  porque  las aguas servidas son lanzadas al mar sin control de las bacterias ni de las sustancias tóxicas que contienen.

 ¿Qué podemos hacer cuando nos vamos  acercando a esas situaciones….?
¿Qué haremos?

Propagalo!

Publicado el Miércoles 9 Mayo 2012 a las 2:04 am
Deja tu comentario aqui abajo ▼

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®