Publicado el 22 Febrero, 2013 a las 3:46 pm

Entrevista MCAD: A Tres años del terremoto la reconstrucción es una mentira

Entrevista al Movimiento Ciudadano Asamblea Dichato MCAD Realizada por el Colectivo Cultural Arauco y publicada en Revista RAGKO N° 17, año 2 ¡HACIA LA ORGANIZACIÓN SOCIAL!

banderita

Hace nueve meses la Revista Ragko viene abordando el tema de la Reconstrucción post-terremoto en la comuna de Arauco. He­mos visitado casi todas las aldeas y existe un denominador común: No hay solución habita­cional para las familias de las aldeas y esto no solo sucede en Arauco, en muchas localidades la reconstrucción no existe o es muy deficiente.
Mientras tanto el gobierno y las munici­palidades tergiversan, omiten y ocultan los rea­les motivos que mantienen a miles sin un hogar digno, que no es solamente una casa, sino que, calidad de vida, un buen barrio, bienestar para esas familias que han pasado tres inviernos con frío y con desesperanza. Es necesario insistir en que la reconstrucción no es solamente un pro­blema de construcción de casas, las personas que perdieron sus hogares para el terremoto del 27/F, perdieron no solo el lugar donde ha­bitaban, sino que también la calidad de vida, la dignidad y tuvieron que llegar a las famosas al­deas y ahí esperar que alguien les tendiera una mano, pero solo han recibido lentitud, buro­cracia, mentiras y un sinnúmero de actividades que son características de la clase política. Muchas aldeas aún están esperando, aún tienen esperanza en que algún día tendrán una casa bonita para sus hijos, luego de tres años, siguen esperando, pero las respuestas han sido insatisfactorias. Uno de los casos emblemá­ticos de paciencia y de lucha por la vivienda digna son los pobladores de Dichato, que han sabido sobreponerse a las dificultades y se han organizado para enfrentar este problema de la reconstrucción. Agrupados en el Movimiento Ciudadano Asamblea de Dichato han dado un ejemplo de organización y valentía a todos los pobladores del país, estas son sus reflexiones en torno a su experiencia del terremoto, como in­terpretan las reconstrucción y que esperan para el futuro, acá están sus palabras.


— ¿Cómo fue la experiencia del terremoto y maremoto del 27/F en Dichato? — 

Se vivió un catástrofe, era para todos el fin del mundo, esa es la apreciación más cerca­na para tratar de relatar una vivencia tan dra­mática. Desaparece el 80% del pueblo, es decir desaparecen calles, casas de comercio y la fiso­nomía total de un pueblo. La incomunicación inicial produjo un efecto desesperante en todos nosotros, no sa­bíamos que pasaba en el resto del país, se indi­caba erróneamente que el epicentro había sido en la zona central, por otro lado escuchábamos por radio, incluso después de las 11: AM que no se reconocía que hubo un Tsunami, algo para los que ahí estábamos era incomprensible. En fin, un tremendo desorden que después se tradujo en días de espera para la ayuda básica.


— ¿Cuántos son los damnificados y cuáles son las necesidades urgentes de las personas? — 

En Dichato los damnificados fueron la totalidad de los habitantes, porque algunos perdieron sus casas, otros sus fuentes laborales, otros a algún ser querido, otros su derecho a la ciudad, a su entorno, desde el punto de vista que se mire, ese día todos perdimos algo. Los damnificados son los 5000 y tantos dichatinos que vivían en el pueblo y algunos migrantes ve­nidos de otras localidades que se avecindaron en el lugar.


— Luego del terremoto ¿De qué manera se or­ganizaron y como está la organización hoy? — 

Inicialmente se instalaron diferentes co­mités, que pretendieron denunciar las distintas problemáticas que se presentaron, así nació el Comité del Borde Costero y del Borde Rio, de los sitio residentes, por ejemplo, otros comités ya existían y siguieron operando, tales como los comités de allegados y finalmente otros se organizaron en juntas de vecinos o sectores, en el caso de los vecinos que viven aún en los campamentos. Los sindicatos de pescadores y clubes deportivos también aportaron con su trabajo. Dentro de estos por una necesidad de los pobladores se forma el Movimiento Ciuda­dano Asamblea de Dichato que unió a muchas de estas organizaciones en pos de una causa co­mún, que era y es la reconstrucción verdadera de todo un pueblo. Hoy día se ha segmentado nuevamente la orgánica social, los operadores políticos del go­bierno han hecho el trabajo sucio y han promo­vido la desunión con el fin de no permitir nue­vas denuncias masivas y silenciar las demandas de la no reconstrucción. El Movimiento Ciu­dadano Asamblea de Dichato actualmente si­gue trabajando de la manera que puede, auto convocado y auto gestionado, para seguir de­nunciando, a pesar de las tremendas acciones que se han ejercido en contra de quienes han participado o están participando activamente en el movimiento.


— ¿Cuáles son las reivindicaciones o propues­tas como comunidad acerca de la reconstruc­ción? — 

Nuestro planteamiento siempre ha sido el que se concrete una reconstrucción verdadera, que no sólo pasa por reconstruir cuatro pare­des y una puerta, es necesario que se respete el acceso a una vivienda digna, que es un derecho humano fundamental que permite acceder a otros derechos humanos fundamentales como el derecho a la educación, al trabajo, a la salud, el derecho a la ciudad. Todos estos derechos son posibles de ser ejercidos cuando los pobla­dores y pobladoras solucionan sus necesidades más inmediatas en la forma que corresponde, con participación y respeto a los espacios de to­dos.


— ¿Qué gestiones han hecho como organiza­ción para avanzar con la reconstrucción? — 

Hemos permanentemente tratado de romper el cerco comunicacional que se tiende para ocultar la no reconstrucción, esto por me­dio de manifestaciones ciudadanas, encuentros de pobladores, actos civiles y culturales. Por otro lado hemos generado redes de apoyo con organizaciones sociales dedicadas al tema de la vivienda como la Federación Nacio­nal de Pobladores, el ANDHA Chile a Luchar Democrático y otros comités de damnificados de todo el país. Construimos nuestro propio medio de difusión en http://dichatohoy.blogs­pot.com y participamos en diferentes progra­mas de radio y TV locales. También hemos po­dido invitar a personeros importantes en temas de construcción de vivienda como Raquel Rol­nik, entre otros.


— ¿Cuáles han sido las respuestas del gobierno o del Serviu frente a sus peticiones como Mo­vimiento? — 

El Gobierno desde un principio nunca tuvo voluntad de reconstruir verdaderamente, no generó leyes especiales para asimilar la ca­tástrofe, no dispuso de fondos especiales para hacerse cargo del tremendo drama de los po­bladores y por último nunca generó una orgáni­ca que pudiera hacer frente al inmenso trabajo que una verdadera reconstrucción provocaría. Sin estos elementos difícilmente se pudo haber hecho algo mejor. Hoy vemos que con fanfa­rrea inauguran algunas casas, pero verdadera­mente no hay solución para la gran mayoría de los damnificados y las pocas dadas son de mala calidad.


— ¿Cuáles han sido las dificultades que han pa­sado como comunidad una vez organizados? —

Persecución policíaca  infiltración de agentes políticos para desestabilizar la orgáni­ca social, infiltración de partidos políticos que pretendieron y pretenden cosechar de la des­gracia de la gente. Muchos de nosotros fuimos tomados prisioneros por diferentes razones, a algunos nos amenazaron físicamente, otros sufrimos sendos robos políticos en nuestras moradas, a otros los despidieron de sus em­pleos y con muchos han ejercido una presión psicológica tremenda, que va desde acosar a sus hijos hasta amenazas de perder cualquier derecho a acceder a algún beneficio.
— ¿Cómo evalúan ustedes, después de casi tres años el proceso de reconstrucción impul­sado por el gobierno de Sebastián Piñera? — 
Como ya hemos señalado, este proceso ha sido una pintada de cara a los pobladores, pero no solo ha sido una bofetada a la dignidad de los damnificados, lo peor de todo es que ha sido utilizado el discurso de la reconstrucción, para hacer negocio con la desgracia ajena, se ha expropiado injustamente a los pobladores, a los pescadores, a los residentes de barrios patrimoniales, para usar esas tierras en nego­cios inmobiliarios principalmente, se ha usado la supuesta reconstrucción para aprobar leyes que perjudican a los ciudadanos, para alterar los espacios que eran de todos y que ahora se­rán sólo de algunos, de aquellos más pudientes.
— ¿Qué opinan de las cifras que el gobierno entrega acerca de la reconstrucción, en las cua­les aparece como que este proceso es casi un éxito? — 
Las cifras del gobierno son cifras men­tirosas, no se ha solucionado el problema de los damnificados, a algunos se les ha dado una solución de muy mala calidad, tanto por las viviendas que se han entregado, tanto por los lugares donde se han construido, en cerros, le­jos de su entorno natural y lejos de su fuente de trabajo, además muchos suelos donde hoy se construyen algunas soluciones son de pési­ma calidad, como en el caso de Tubul donde se construye en humedales o el caso de Dichato donde se construye sobre terrenos con riesgo de inundación masiva.
— ¿Creen que habrá reconstrucción para las mi­les de personas que están en campamentos? — 
No ha sido ni será propósito del estado Chileno solucionar los problemas de los dam­nificados. Ya lo mencionamos anteriormente en esta misma entrevista.
— ¿Cómo creen ustedes que deberían organi­zarse socialmente las aldeas? — 
Nosotros no le cambiamos el nombre a las cosas al pan pan y al vino vino, lo que hay aquí son campamentos, gente hacinada y viviendo en condiciones insalubres. Como se organicen es cosa de cada campamento  lo importante, según creemos es que esa organización sea entre pobladores independientes del gobierno o la municipalidad de turno, esta absoluta independencia podrá aportar mucho al cómo resolver el problema. Ser auto gestionados.
Es fundamental visibilizar el problema. Hoy día el problema no existe sino sale en la tele o por algún medio de difusión. Los mítines, las protestas, las tomas sirven para estos efectos. Es importante vincularse a otras organizaciones de damnificados, a otras organizaciones de ciudadanos que luchan por sus derechos, cualquiera que este sea, pero no se puede estar sólo esperando la respuesta de las autoridades, por que esta ya está pauteada y en definitiva, la espera no entregará la tan anhelada solución. Los damnificados que no han tenido su solución y que representan un muy alto porcentaje del total de damnificados, pasará a engrosar la lista de otros que ya llevan esperando muchos años, los allegados de este país que son miles y miles, ahora tendrán que recibir en sus listas a otros tantos sin vivienda que son los damnificados, es decir aumentarán las listas para las mismas escuálidas soluciones.

Escrito por Revista RAGKO

Extraido de Resumen.cl

Propagalo!

Publicado el Viernes 22 Febrero 2013 a las 3:46 pm
Deja tu comentario aqui abajo ▼

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®