Publicado el 5 Febrero, 2013 a las 7:33 pm

Hacia la dignidad laboral, avanza la Coordinadora Interregional de Trabajadores y Trabajadoras del Área Social

CITASHoy por hoy pareciese que basta con tener paciencia y dejar que los gobiernos, los políticos y los empresarios hagan bien su trabajo. Si todo sigue como va, se podría lograr no sólo el desarrollo del país si no también, dicen, ser una sociedad más justa, donde para todos hay oportunidad. Es la pomada que los gobiernos de los últimos decenios nos quieren vender.
Pero nosotros no. Nosotros, somos parte del pueblo descontento, que expresó su malestar en las calles, que se organizó y tomó colegios y universidades. Nosotros vemos que detrás de la ilusión de un país próspero se esconde la realidad de nuestra propia problemática cotidiana.
Por esta razón nos organizamos como Coordinadora de Trabajadores. Queremos agrupar a todos los trabajadores y cesantes que se emplean dentro de la fragmentada red de subcontratación que genera el Estado para aplicar sus “Políticas Públicas y Sociales”. Convocamos a todos quienes venden su fuerza laboral en la gestión y ejecución de éstas, sea cual sea su calificación y relación contractual y a quienes, gracias a la inestabilidad y precariedad propia del área, se encuentran desempleados.
Hacemos una crítica al Estado, quién prefiere delegar a terceros (municipalidades y empresas privadas) la responsabilidad de velar por el bienestar del pueblo (generando políticas mediocres, deficientes y cortoplacistas) y  por no asegurar nuestros derechos básicos como trabajadores. El Estado permite amablemente que estos terceros o intermediarios nos impongan condiciones de trabajo cada vez más precarias. Con contratos a honorarios quedando sin seguridad laboral, sin previsión y sin salud, con sueldos cada vez más bajos, pues nuestros empleadores son empresas “sin fines de lucro”. Carecemos de estabilidad laboral pues los proyectos son de corta duración, vulnerándose nuestro derecho a descanso (vacaciones), de pre y post natal para mujeres y lo más importante en la mayoría de los casos estamos imposibilitados de negociar colectivamente.
Denunciamos al Estado, porque nos emplea indirectamente para implementar políticas que no le traen bienestar a nadie. Desde la Dictadura y especialmente, durante los gobiernos de la Concertación, el Estado actúa como cualquier gran empresa neoliberal, optando por “externalizar” las funciones que antes hacía por su cuenta. En el caso de los programas que se ejecutan en instancias de gobierno local o regional de Municipios o Intendencias es el socio capitalista. En el caso de instituciones de carácter privado ONGs, Fundaciones o Consultoras, les ofrece millonarios concursos públicos. Todo esto en función de obtener la mejor relación entre costos y beneficios, independiente de los perjuicios que traiga a los trabajadores y trabajadoras que ejecutamos y sin tener como centro a los supuestos beneficiarios de dicha política, el pueblo más carenciado.
Al reivindicar nuestra condición de trabajadores y trabajadoras, asumimos que la tarea que hoy nos convoca, es la construcción de un movimiento de trabajadores con demandas transversales. Porque la precariedad laboral, más que ser una excepción, es la norma. Y eso es así porque nuestro modelo económico se mueve por la codicia  y la necesidad constante de acumular, que ha llevado a que antes que nuestros derechos, se privilegie la necesidad de flexibilizar y externalizar.
Como coordinadora entendemos que la problemáticas que originan nuestra organización y lucha nos plantean el deber de articularnos con estudiantes, pobladores, trabajadores y otras expresiones que puedan emerger. A todos quienes apunten a luchar contra las condiciones de explotación en las cuales nos encontramos. Es decir, aportando a la construcción y fortalecimiento del movimiento popular en el que pretendemos insertarnos.
Creemos fundamental apostar a la masividad como mecanismo de presión para validar nuestras demandas, entendiendo que sólo de este modo lograremos fortalecer el movimiento de trabajadores que nos  planteamos. Esto implica, concretamente, incentivar la organización sindical desde nuestros lugares de trabajo, masificando nuestras redes de alcance, generando y contribuyendo a movilizaciones de trabajadores del área. Esta tarea no está completa si es que no creamos espacios como escuelas de formación –tanto internas como abiertas- que permitan la construcción de estrategias de reivindicación. Estas estrategias están llamadas a tensionar y evidenciar las contradicciones del actual aparato estatal. Todo esto implica ir articulando una incipiente organización nacional presente ya en tres regiones la V, VIII y Metropolitana.
Para todos aquellos que se sientan llamados a organizarse sepan que aquí encontraran un espacio por lo que les dejamos nuestros contactos.
¡Porque no tenemos derecho a negociación colectiva!
¡Porque no tenemos derecho a previsión, ni seguridad social!
¡Porque no nos protege ni el Código laboral ni la Inspección del trabajo!
¡Por ti, por mi y por tod@s mis compañer@s. A organizarnos!

¡Arriba las y los que luchan!
Citas Valparaíso: citasvalparaiso@gmail.com
Citas Santiago: coordinadora.interregional@gmail.com
Facebook: Coordinación Trabajadores Área Social (CITAS)
Citas Chillán: citasoctava@gmail.com
Facebook: Coordinaciontrabajadores.octavaregion

Propagalo!

Publicado el Martes 5 Febrero 2013 a las 7:33 pm
Deja tu comentario aqui abajo ▼

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®