Publicado el 23 Abril, 2013 a las 9:44 pm

Sobre la orgánica del miedo, el lindo cuento de la democracia y la ley hinzzpeter

A continuación los dejamos con un texto que nos viene a dar ciertas luces sobre el escenario que vivimos actualmente y el que hipotéticamente se nos puede venir encima. Y es que frente a los ideales de emancipación que se han dispersado en los últimos años sobre ese pedazo de tierra que llaman Chile, también se han desatado los ideales de la represión. Es algo lógico, tenemos que estar preparados, frente a nuestros movimientos la clase dominante y la institucionalidad también necesitan re-estructurarse. Seguramente esperan el momento más propicio para ejecutar estos cambios en el orden del tablero. Quizás mañana mismo o después de las elecciones para así evitar perder los jugosos votos que todo demócrata necesita. En el fondo no lo sabemos, pero una cosa es segura, tenemos que estar preparados.

repre j

Un facineroso documento se está candidateando para instalarse como una nueva ley. Es la más pura expresión del dominio mediante el miedo y la fuerza, es la perfecta simbolización del quien es el que la llea`. La ley que pretende resguardar el “orden público” y la “paz social” (dos conceptos que siempre pondré en duda mientras viva en una sociedad donde abunde el estrés, el desorden, la enfermedad, la desigualdad y la disparidad) esta circulando libremente por los aposentos del poder. La ley Hinzzpeter amenaza a todo aquel que rompa la normalidad de la estructura social con cárcel, multa y castigo. La represión se organiza, ocupa todos los medios posibles para actuar, frenar y golpear a quienes se atreven a enfrentar la anatomía del capital y su espectáculo. Muchxs podrán suponer que esta ley pretende exterminar al movimiento popular, pero lo que hace es mas bien demarcar límites, condicionar prácticas y comportamientos, moldear la fuerza colectiva bajo márgenes inalterables, transformar el movimiento en una acción silenciosa, cómplice y pasiva, y perseguirlo si éste decide fracturar el hueso de la carismática actitud.

Aún me invade una sensación extraña y media tormentosa, y no precisamente por la matona imagen que representa ese prodigioso papel llamado “ley del resguardo al orden público”, la sensación de inseguridad me la dan los sorprendidos frente a esto. En lo que a mi juicio respecta, es una ley que no da motivo alguno para sorprenderse.

La herramienta del terror esta en constante evolución. Claro, en la dictadura militar el miedo era el auto sin patente, con “valientes” y “corajudos” agentes armados secuestrando cuerpos para intentar acabar con ideas. El paco shorizo que sentía la necesidad de sacarle la cresta a quien se le cruzara, ese mismo que se levantaba mal humorado y se desquitaba implantando el terror de la detención en las calles, o los milicos que asediaban los cordones periféricos y a balazo limpio castigaban al que violaba los toques de queda. O era el fúsil, la luma o la tortura lo que mantuvo a las masas en constante miedo (situación que hasta el día de hoy trae consecuencias). Pero ese espantoso terror carnal comenzó a cambiar de color, de tono, de sonido, de textura y de olor cuando llegó el sonriente quilombo de la “democracia”.

chile 5Las formas de dominación sufrieron una metamorfosis, la ideología del terror y del sometimiento padeció una conversión, pero jamás se esfumó. Para suavizar esos terribles años de exterminio y hacerle un nanai nanai a lxs explotadxs, la putrefacta casta política tuvo que recurrir a un discurso amistoso, agradable y empático.

Rechazó las armas, la sangre, el secuestro, la desaparición y la tortura, en la democracia ese tipo de miedo no se acepta, se repudia. En la democracia no existen miedos, esas “cosas” son parte del pasado, ahora vivimos en una sociedad desencadenada y libre, alejada de todo tipo de represión, todxs somos amigxs con todxs, es más, somos tan libres que podemos elegir a nuestrxs gobernantes (lxs que deciden qué pasará con nuestras vidas ya no se nos impondrán mediante la masacre y las balas, ahora serán elegidxs por nosotrxs mismxs), el mercado nos da la oportunidad de ser “alguien” en la vida, tenemos la libertad de elegir el trabajo y el salario, y si no, podemos irnos a dormir bajo los puentes (que hermosa libertad es esa), estamos en democracia dicen. Una gran alegría abunda, el parlamento a vuelto a trabajar, y por el pueblo nos dicen (no se les vaya a ocurrir pensar que trabajan para los mezquinos intereses de la clase dominante), la democracia parece un paraíso comparado con el gobierno militar. A simple vista pareciera que el miedo ya quedó en el pasado.

Lo cierto de esto, es que esa parafernalia de la democracia es una mentira. Ese discurso lleno de libertades, que pareciera engatusarnos, es el visillo que tapa la herramienta del miedo, la democracia no es más que la evolución de la lógica del pánico, es el cínico disfraz que ocupa la sujeción y el poder, es la inteligencia del terror, es como si freddy krueger se disfrazara de barnie.

Ahora no te vamos a oprimirte na` así, desde ahora en adelante lo vamos a hacer asá

consumismo 7Que organización más perfecta. Nuestrxs enemigxs, a quienes consideramos una plaga testaruda y cobarde, organizan sus antojos de una manera impecable. Los ingenieros y los técnicos del capital, en conjunto con el baboso perro faldero que tienen, es decir, el Estado, la supieron hacer. Con el discurso de la democracia los tienen a todxs pensando cualquier cosa, menos sobre la autodeterminación y la lucha. Andan como todxs viviendo la vida shuper` loca por ahí, otrxs prefieren gastar tiempo y ganas en las artimañas de las compras en vez de reivindicar un derecho, otrxs haciendo horas extras en las pegas para satisfacer las nuevas necesidades del mercado (el internet, el plasma, las zapatillas mas caras, la consola de video juego, etc.). Andan como todxs voladxs viviendo una realidad terrible inventada para evitar la organización y la confrontación. En tiempos de la dictadura estos “lujitos” no se podían ver, ahora que estamos en democracia la estamos pasando la raja. Hay que reconocerlo cabrxs, lxs secuaces del sistema la hicieron de oro. El capital necesita alimentarse de la estupidez de las personas. Lxs que piensan y rompen con la imbecilidad tienen que ser catalogadxs como monstruos y deben ser castigadxs, y esa pega sucia la hace el Estado (los medios de desinformación, el político, las leyes, lxs pacxs, la cárcel, etc.). No hay que darle tanta vuelta al asunto, la hicieron y punto.

Hay artxs cabrxs que prefieren llamarle a este círculo de control y represión: la “máquina”. Me incluyo dentro de ellxs. En el fondo es eso, una máquina que trabaja con el susto y la ignorancia para mantener sus propios intereses. Nos rige bajo ese antagonismo, si no ocupas tu tiempo y tu mente en lo que te imponemos, o te degollas, o te degollamos. Cierto, diferencias entre los regimenes dictatoriales y democráticos las hay, no cabe duda de eso, pero analizando la situación desde una perspectiva holística, los primeros optaban por la muerte, los segundos, por la muerte en vida. La perfecta evolución del terror y el castigo.

Habiendo contextualizado la cuestión de la represión, se nos hace mas fácil entender la lógica de las leyes como las que propuso esa rata sionista, ávida de control y poder y cuyo apellido lo pretende tintar en su “magnífica” creación tipo frankensteiniana (ley hinzzpeter). Encarcelar a todxs los que desordenen y alteren el orden del capital y sus espacios de producción. Introducir dentro de los barrotes a quienes se atreven a enfrentar a la máquina, y al mismo tiempo intimidar al resto con sufrir el mismo destino si optan por la acción directa. El derecho a cuestionar fue aplastado por el consumo y la rutina, y el derecho de manifestarse pretende tener el mismo final.

Repugnante ley, símbolo del fascismo de la democracia. La ley de seguridad interior del Estado, la ley anti-terrorista o la ley de responsabilidad penal juvenil son algunos artefactos de castigo que utiliza el demócrata para lxs que se pasan por el prepucio/clítoris lo políticamente correcto, y ahora salen con esto… nada nuevo.

repre pacos wEl aparataje sabe perfectamente que hay sectores que hablan de la lucha continua, de la solidaridad y la liberación. El discurso de la emancipación se está volviendo a articular de una manera notable. Esta recuperando los espacios que el capital le había arrebatado, y es por esta razón, que un proyecto de ley que azote cobardemente a quienes buscan el decline de la injusticia mediante la insurrección, la huelga o la revuelta se requiere lo antes posible. La vértebra de la dominación necesita de manera urgente la penalización, el castigo, la cárcel, la intimidación y el miedo, o si no esto se les puede escapar de las manos, tanto ellxs como nosotrxs lo sabemos.

A decir verdad no escribí estas líneas con la intención de explicar que chucha es la ley de resguardo al orden público. La función de este espacio no tiene que ver con un tema de periodismo. La metodología que debemos usar frente a estas grúas represivas debe ser analítica y dialéctica. Recordemos además que una ley de estas categorías da hincapié a que se desaten no solo persecuciones ideológicas, si no que le da la luz verde a lxs lacayxs del Estado para sacarle la chucha al que se le de la gana. Con esta wea se van a volver locas las pacas culias (espero y se disculpe la emoción). Su sed de venganza estará doblemente respaldada por los tractores institucionales. Ahora el que fue sorprendido generando desorden y alteraciones, no se va nada libre, ¡se va presx!. Los aires de triunfo que tendrán lxs astronautas será inimaginable.

El peso entonces para lxs alzadxs y revoltosxs será mucho mayor. Una falsa difamación pretende borrar del mapa la catarsis ideológica de lxs que luchan contra el reglamento del orden social. La ley hinzzpeter comienza a susurrar una leve prohibición, su capacidad de dejar parapléjica a la práctica de la acción popular se comienza a evidenciar, mientras esta mierda de ley se prepara para hacerle un pato yañez a todxs lxs guerrerxs callejerxs, por otro lado la fortificación de la organización y sus procesos comunicativos dentro de los escenarios combativos se ponen a prueba (la construcción de nuevas propuestas y estrategias como arma).

No existe ninguna ley que proteja a las víctimas de la clase dominante. No existe ninguna ley que condene los abusos del sistema. No existe ninguna ley que vele por la angustia y el sufrimiento de lxs millones de damnificadxs que generan las políticas de las instituciones del capital, pero para castigar y condenar la técnica del oxicorte… ¡puta que nos ponemos bravxs!.

ley hizpeter.jpg 2La fuerza del enemigo está más encima que nunca. Doblegar a lxs indoblegables.

Esta ley no es más que el refugio de lxs cobardes, lxs que temen de la rebelión, de lxs que viven gracias al hambre de muchxs, de lxs que triunfan gracias al fracaso de miles, de lxs que cómodamente cuentan billetes gracias a lxs que incómodamente cuentan abusos.

Ésta es la oportunidad que tienen los bravíos amantes de la persistencia de generar nuevos escenarios, nuevas discusiones y nuevas tácticas (en términos de espacio y de ideología) para evadir la embestida de las leyes del capital y su sabueso numero uno, el Estado.

¡Ellxs tienen la obligación de crear las leyes, por que nosotrxs tenemos la elección de crear resistencia!

Escrito por D.A.

Propagalo!

Publicado el Martes 23 Abril 2013 a las 9:44 pm
4 amiguitxs comentaron

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

  • Juan Pablo

    Puta que me dan rabia cabros culiaos, por qué mierda siempre hablando desde el corazón y no desde la razón? donde está el análisis técnico de la ley? sólo me quedo con la opinión pasional de algún estudiante mechón… donde está la relación entre efectos de esta ley v/s ejercicio de los derechos humanos v/s desigualdad económica-social? creo que están netamente relacionados, pero la persona que escribe este artículo está tan choreada con el sistema que esa rabia misma lo bloquea y no le permite hacer una análisis avanzado y más objetivo. Lo malo de los movimientos anarquistas es que caen siempre en la pasión y no siguen la razón que tienen. “Ellos tienen la obligación de crear las leyes, por [lo] que nosotros tenemos la ‘elección’ de crear resistencia”…¿qué wea es eso? o sea, primero se pasa por la raja el principio anarquista de no existencia del poder, diciendo que “ellos tienen la obligación de crear las leyes” asumiendo su posición inferior de quien acata las leyes (y por ende la existencia del poder), y segundo, “tenemos la ‘elección’ de crear resistencia”, ¿qué xuxa? ¿estaba este wn drogado o curao?.
    Creo que para ser un medio contrainformativo, están bien, pero debe elevarse el nivel de los análisis para mostrar la realidad de una forma más científica y evidente.

    • sujeto

      1- la rigurosidad y el acartonamiento no garantizan el rigor cientifico
      2- La wea autoritaria.. “un estudiante mechon” como si los universitarios fuesen los unicos capaces de escribir y como si los mechones fuesen los mas mediocres intelectualmente
      3- Claro que tienen la obligacion de crear leyes, son sus aparatos que operan para hacer funcionar la wea… si no se les va todo a la chucha. Y claro que tenemos la eleccion de crear resistencia, si la wea no es obligacion y puta que es necesaria.

      Si quiere datos objetivos compadre, con cifras, ejemplos, hagalos y comuniquelos usted… pa nosotrxs las cifras son una mera wea que sirve, dentro del marco cientista, pa legitimar weas de la peor manera (con el mecanismo de la cuantificacion). Ejemplos de resistencia y opresion tiene en too $hile y el mundo y no es necesario andar con la investigación bajo el brazo…

  • Sujeto

    Y conste que el artículo lo subimos, dentro de otras cosas, porque fue un aporte… nos interesa más generar ese tipo de redes, experiencias y situaciones, fomentando otras formas comunicativas, mas “horizontales” como dicen los democratas democraticos, que andar con el hocico hinchao en datos, cifras y análisis

  • Liliana

    Sin ánimos de destruir el artículo, pienso muy parecido a Juan Pablo… la efervecencia y la rabia no son sinónimos de falta de rigurosidad. El artículo es más bien una especie de manifiesto o ensayo, lo que en sí mismo no es terrible, sino pff excelente y comparto la visión del compañero. Sin embargo, por el titular, me dispuse a leer un artículo de mayor objetividad y con un análisis a la ley más práctico y más cercano a la realidad objetiva que rodea esta mierda de ley y sin embargo no se ve eso…

    Además, creo que sí es posible una comunicación horizontal y democrática sin dejar de lado la academia… recordar que la academia debe existir no sólo para los intelectuales universitarios científicos…sino para el pueblo, por lo que TODOS merecemos información clara y de buen nivel (eso no implica un texto podrido de tecnisismos).

    Un saludo y buenísima página compas…a favoritos

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®