Publicado el 12 Julio, 2013 a las 1:11 pm

Morbo y espectáculo; o cuando la comunicación es una simple y burda mercancía

Para leer el siguiente articulo, aunque no es estrictamente necesario, se recomienda ver antes el vídeo (hasta el punto en que su conciencia lo estime conveniente, no es necesario verlo completo...)


A nadie podría dejar indiferente. Un padre en el momento justo en que sabe que su hijo está muerto. ¿Quién sería capaz de apartar la vista del televisor? Imagínense a una familia, en la mesa, comiendo, y de pronto esta noticia, ¿creen que alguien apartaría la vista? Claro, después de un rato sí, hasta el más inconsciente es capaz de percibir el morbo involucrado en este hecho, pero lo seguro es que todos mirarían aunque sea unos segundos, el influjo se presenta, de alguna manera, irresistible. Yo mismo, que pretendo ser una persona “consciente”, sé que no hubiera podido hacerlo, lo más seguro es que hubiera volcado ligeramente mi vista, para ver el rostro de dolor, para hacerme participe de ese morbo estúpido e innecesario. Pero, ¿qué se esconde tras esta patética situación? Me parece que es el momento de responder esta pregunta. Creo que este hecho en particular denota de manera paradigmática el funcionamiento de los medios de comunicación y en particular de la Televisión, es por eso que me decidí a escribir sobre él, para intentar desnudar algunas “verdades”que considero necesarias.

En una realidad en donde el principal objetivo de la Televisión es tener rating y espectadores, esta noticia se presenta como la mercancía comunicativa perfecta. Un producto con tal potencia dramática que, cualquiera que estuviese en una casa con la TV prendida, no podría resistirse a detenerse un momento y poner atención. El hecho en cuestión, el descaro para mostrarlo en TV, es la prueba concreta de que la información es una mercancía, porque aquí no importan los sentimientos del padre, de la familia, no vale ningún criterio, no hay empatía, aquí no se puede ver eso que llaman “ética periodística”. O quizás, en otro sentido, podríamos decir que efectivamente la “etica periodistica” se encuentra en pleno, al fin y al cabo, ¿qué otra ética podrían tener los periodistas en una sociedad regida por el capital?

morbo 1Algún amigo o amiga incauta podría argumentar, para calmar los ánimos, que el hecho se debió a la exclusiva responsabilidad del periodista y el camarografo en terreno. “Es obvio que los canales no quieren mostrar eso, mira la carita que puso la Tonka”, me podrían decir. Sin embargo, podría asegurar que desde la Tonka hasta Don Fransisco están dispuestos a hacer algo así ¿no es Don Francisco (el hombre más respetado y poderoso de la TV) quién generó una campaña que hace dinero mostrando el sufrimiento de los niños discapacitado por la TV?. Pero, volvamos al video en concreto. Es más que seguro que le dijeron por interno a la animadora que cortara el asunto, seguramente algún ejecutivo se dio cuenta de que estaban excediendo el limite, es probable que ella también haya encontrado burdo el asunto, pero es seguro que sin una orden hubiera actuado lo mejor posible para mantener su compostura, ella, como todo animador y súbdito de la TV, es un actor pagado por el capital para representar un papel concreto, una careta especifica.

Pero, el hecho de que no fueran los jefes del canal los que dieran la orden para grabar el asunto, ¿en realidad hace que la culpa recaiga en el periodista y el camarografo en terreno, restando responsabilidad a los que manejan el canal? Sin duda que, en algún sentido, sí, pero eso no debería tranquilizarnos creyendo ingenuamente que esta situación es exclusiva responsabilidad de dos sujetos “descriteriados”. No, de hecho todo lo contrario, esto nos debería alarmar profundamente. El hecho de que el periodista y el camarógrafo hayan transmitido el acontecimiento sin tener una orden explicita de un superior, es una situación más grave aún, porque demuestra la eficiencia de los aparatos ideológicos a los que están sometidos los “profesionales de la comunicación”. Ya no es necesario que alguien los mande a grabar algo repulsivo y morboso, ahora ellos mismos, bajo su propia iniciativa, lo harán. El sistema se hace más fuerte, en tanto no necesita dirigir explicitamente a sus súbditos para que cumplan sus ordenes, ellos las ejecutaran por su propia cuenta. La ideología será suficiente para mantener todo bajo control. Y lo mejor, dirán los poderosos, de haber algún problema, claro, como siempre, el pez chico se quedará cesante, pero nosotros, los que manejamos el cuento, seguiremos operando los controles detrás de los programas de televisión ¿No es Herman Chadwick (el primo hermano de Piñera) el presidente del consejo nacional de televisión?. Lo tragicomico es que el CNTV seguramente dará (si es que la da)una gran multa al canal involucrado y quedaran ellos como los garantes de la ética periodística ¿no es cómico el asunto? Los organismos y personajes difusores y promotores de la ideología que permitió el suceso, son los mismos que aparecerán luego como los buenos de la película. Es la magia de la ideología, la seducción del espectáculo.

Esta ideología, por ejemplo, esta presente en todos los programas de la TV. La acumulación de rating, que no es más que la acumulación de capital bajo la forma de espectadores, es la carta de presentación de cualquier canal para cautivar a poderosos patrocinadores que podrán invertir su publicidad en el canal. El canal de TV, al ser una empresa, su principal objetivo es la acumulación incesante de capital (como toda empresa), y como, en este caso, esa acumulación de dinero se traduce en el numero de espectadores, los canales harán todo lo posible por conseguirlos. Da lo mismo los medios empleados para alcanzar ese fin.

morbo 4Como decíamos, la ideología dominante se encuentra presente en todos los programas. Es visible un control en los patrones de genero a través de la imposición de estereotipos de feminidad y masculinidad, todos bajo diseños de índole patriarcal a través de programas del tipo “Morande con Compañía”; el control de los deseos a través de la sublimación del acto de consumo, el acto consagrado de forma ritual en todas las tandas de publicidad que tienen los canales de televisión, cada producto ofrecido para su consumo entrega el cumplimiento de un deseo, el cual, muchas veces no sólo tiene que ver, por ejemplo en el caso de un desodorante, con eliminar el mal olor, sino también con entregar el éxito en las relaciones sexuales; la imposición repetitiva del valor de la competencia, recurso ampliamente difundido en los programas tipo “reality shows”, en donde obstinadamente se hace competir a los participantes para establecer, en cada ocasión, ganadores y perdedores, binomio que no puede faltar en cualquier programa de este tipo. Naturalización de la violencia hacia el ser humano, así se muestran programas en donde el objetivo principal es emitir juicios ofensivos hacia otras personas, todo bajo la idea de levantar “polémica”, con el fin de generar una mercancía comunicativa que sea llamativa y vendible, una buena portada para que el LUN se venda como pancito caliente, este también es el caso de todos los programas de farándula; en el mismo sentido, la violencia se naturaliza contra todos aquellos que no siguen la norma del modelo: negros, gordos, chicos, personas con singularidades mentales, etc. Todos son objeto de una burla naturalizada por parte de los “humoristas” o “animadores” de los programas. Bueno, no quiero extenderme más en este punto, porque es evidente que podríamos seguir mucho más, lo concreto es tener en cuenta cómo estos medios son activos propagadores de la ideología del capital, pautas culturales ceñidas por valores como la competencia, el consumismo, la violencia naturalizada, la dominación de genero a través de patrones patriarcales, etc.

La ideología del capital se encuentra dentro de todos, todos la reproducimos en mayor o menor grado. Así mismo, la lógica de “el fin justifica los medios” que utilizan los publicistas y periodistas para vender cualquier mercancía comunicacional, bajo cualquier pretexto y medio, por más morbosa que ésta sea, también se encuentra instalada en todos. Recuerdo las protestas de 2011, yo ejecutaba funciones como camarógrafo para un medio independiente, en ciertos momentos, en medio de las enormes jornadas de desobediencia y violencia colectiva, pasaba por mi cabeza la necesidad de ver más violencia. Por segundos necesitaba ver a alguien ser golpeado por los pacos, quería una buena toma, porque así podía denunciar el hecho, pero… ¿cómo era posible que llegara a desear que un paco le pegara a un manifestante? Cuando me hice esa pregunta recién entendí que estaba operando igual que un periodista del capital, estaba más preocupado en el fin que en los medios. Quería una buena toma, pero no me importaba demasiado cómo conseguirla, me había transformado en un ser alienado, ya no era parte de los que protestan, era un ser ajeno, me había separado de mis compañeros para transformarme en un ave de rapiña con una cámara al hombro. Observar los sentimientos del otro sin realizar un ejercicio de empatía, sino que sólo pensar en el fin instrumental a los que puedo someter dichos sentimientos, es quizás unas de las cosas más repudiables y utilitariastas que puedo imaginar. Algo similar, pero en un contexto mucho más extremo que deja mi historia como una mera anécdota, es lo que se expresa en el documental chileno “La Ciudad de los Fotografos”, en donde uno de los entrevistados cuenta que en un momento sintió que dejó de ser persona, porque lo único que quería era ver sangre, porque así tenia una buena foto para denunciar a la dictadura, básicamente eso decía el entrevistado. En el fondo, lo que se demuestra aquí es que la ideología es potente, que incluso esta dentro de los que nos consideramos un poquito más “conscientes”.

No es un asunto de mera imposición, nadie nos obliga con una pistola a ver la TV por ejemplo, sin embargo la miramos, nos vemos seducidos por su influjo luminoso. La ideología está en los periodistas, pero también en nosotros ¿o sino cómo se explica que la gente vea tanta TV? La ideología es efectiva porque ha sido naturalizada, quizás la definición de Marx sigue siendo la mejor al respecto. Cuando el viejo se refería a aquellos dominados por la ideología decía: “ellos no saben lo que hacen, pero, aun así, lo hacen”. Eso es precisamente de lo que debemos intentar liberarnos.

morbo 3Pero ¿cómo nos liberamos de la ideología dominante?, ¿cómo evitamos que estos hechos tan patéticos sigan marcando la pauta del $hile actual? Alguien podría decir que el tema se soluciona con multas fuertes y con una legislación correcta que obligue a los canales a no mostrar estas cosas. Considero que este razonamiento está profundamente errado. El asunto no pasa por ahí, y tampoco pasa porque la televisión tenga mas contenido “educativo” o “cultural”, ni siquiera pasa por el hecho de que la televisión sea ocupada por gente que “de verdad nos represente”. No, todo lo contrario, el asunto pasa por dejar de ser representados por otros, nuestra vida no puede pasar frente a nuestros ojos como un montón de representaciones construidas por entes ajenos a nuestra vida y cotidianidad. No podemos seguir siendo espectadores pasivos frente al espectáculo. Los situacionistas fueron claros al respecto “el espectaculo no es un conjunto de imágenes, es una relación social mediatizada por imágenes”. O sea, el asunto no pasa por sacar ciertas imágenes, para poner otras, el problema radica en las relaciones sociales que configuran y sostienen la producción de esas imágenes. Mientras las relaciones sociales en el interior de los canales sea motivada por la acumulación de capital; mientras las estructuras del canal sean jerárquicas, o sea bajo una linea de mando/obediencia: gerente-ejecutivo-periodista-camarografo-Señoraquelimpiaelbañodelcanal; mientras el objetivo final sea tener más espectadores, la cosa no cambiara. Insisto, el asunto no es cambiar unas imágenes por otras, el asunto radica en la forma de producción de esas imágenes, en las relaciones sociales que las sustentan.

Es por eso que la construcción de una verdadera comunicación no pasará por reformar la TV, ni los diarios, ni permitir más espacio para que “nuestros dirigentes sociales” tengan tribuna para hablar, porque dentro de esta lógica el modelo es capaz de transformar hasta el comentario más subversivo en espectáculo, en una mercancía vendible. Es por eso que la solución del problema radica en nuestra capacidad de crear y construir nuevos canales de comunicación que estén ajenos a las lógicas del capital: radios comunitarias, colectivos de arte callejero, sitios web de contrainformación, editoriales independientes, colectivos de fotografía, periódicos autónomos, documentalistas comprometidos, grupos de teatro y performance, etc. Necesitamos una gran red que esté fuera de las lógicas dominantes, fuera de la ideología dominante. Aunque seamos pocos y lleguemos a menos gente, por lo menos nuestra actividad será verdadera comunicación, y no una simple mercancía. Quienes opten por el camino más corto, es decir, utilizando los medios del capital para “llegar a más gente” inevitablemente caerán en la lógica de contradecir sus medios con sus fines. Es decir, estarán siempre en la contradicción de estar utilizando medios alienantes para conseguir fines emancipatorios, ¿es posible eso?

Creo firmemente que debemos construir una red de comunicación anárquica, o sea sin jefes y directores, sin editores generales y auspicios publicitarios, sin gerentes generales y empleados que le sirvan el café a los redactores. O sea, es necesario construir una red que no sólo se diferencie de los medios hegemónicos en “qué noticias generar” sino en el “cómo generar noticias”. Es decir, no basta con propagar consignas revolucionarias si nuestra forma de crear esas consignas es reaccionaria y autoritaria. De alguna manera esta red ya se esta conformando, con muchos compañeros estamos en eso, pero aun falta bastante, en coordinación, en debate teórico, y, como siempre, faltan más manos que en la practica trabajen contra la hegemonía de los medios masivos.

Además de anárquica, esta red debe ser comunista ¿por qué comunista? Bueno, es lógico, ¿no se han dado cuenta usted que la palabra comunicación, viene de lo común, de comunidad?, ¿y qué otra cosa es el comunismo si no la potenciación de la comunidad humana? En realidad, lo que hacen los medios masivos no es comunicación, porque no construyen significados en comunidad, sino que los contenidos son impuestos por una camarilla que maneja los medios hegemónicos. La comunicación, si la entendemos como el proceso común de mantener flujos recíprocos de significados, no está presente en estos medios en donde sólo un actor es el que habla, porque el monologo de la TV es el único que es posible escuchar en aquella “instancia comunicativa” ¿Cual es la incidencia de los otros actores comunicativos, o sólo son merecedores de la calidad de “espectadores del espectáculo”? Aquí no hay comunicación, sino un simple vomito de datos. A lo sumo es información, mucha información, es cierto, pero en ningún caso constituye comunicación, porque en esta experiencia no tiene incidencia la comunidad, no es una proceso comunitario de construcción de significados, no es dual.

Lo que hacen los canales de televisión no es ni comunista, ni anarquista. Es autoritario y vertical, así como individualista y en función de los intereses de una minoría. Es un espectáculo morboso y burdo. Nosotros, en cambio, iremos, aunque lentamente, construyendo una solida red comunista anarquica de comunicación. Y a la comunicación la entenderemos como aquel proceso que nos hace construir colectivamente nuestra emancipación, sin autoridades ni jefes, y siempre en función de los intereses de la comunidad humana mundial… parece ambicioso ¿no? Pero en realidad no se trata de ambición, es simplemente una necesidad, la necesidad de todo individuo y comunidad por autoemanciparse, aquella razón por la que vinimos a este planeta, nada más y nada menos.

Escrito por Magnicidio Espinoza

Propagalo!

Publicado el Viernes 12 Julio 2013 a las 1:11 pm
17 amiguitxs comentaron

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

  • ACASTRO

    la televisión chilena hace muchos años que es una porquería. yo en lo personal, ya no consumo tv. y las veces que intento ver para entretenerme siempre me defrauda.

    hoy en día ya no ahí programas infantiles didácticos y que enseñen, y los dibujos animados que dan enseña a ser idiota o imbéciles a los niños. la farándula es un asco, a mi no me interesa q una mina pre-juiciosa este con pareja o sin pareja. las noticias muestra información que no es relevante o exagera una información inocua y ademas esconde información, y ahi muchísimas cosas mas de cual me siento totalmente defraudado y molesto con el contenido de la televisión.

    yo creo que la tv esta manipulada por el sistema, y me hace creer que dice que “siendo estúpido serás feliz”.

  • Christian Letelier

    Las noticias reales, las que importan, son vistas sólo
    superficialmente en la prensa y los medios de difusión masiva. Interesa más que
    fulano le saco la madre a zutano o si el carabinero le pego al encapuchado o si
    éste tiró la molotov… El viejo adagio romano de darle al pueblo pan y circo.

    Es penoso pero un partido de la selección de futbol, es más
    analizado y tiene más cobertura que nuestra realidad socioeconómica. Pura
    superficialidad, sólo cáscara… y el contenido?? Andará de paseo con la alegría
    que venía??

    Adjunto extracto del articulo de Felipe Portales “La Concertación consolidó la obra de la dictadura”

    ….Asimismo, de acuerdo con dicho giro copernicano, el liderazgo de la Concertación llevó a cabo otra política inédita e inconfesable: la virtual eliminación de todos los medios de prensa escritos afines a la Concertación que laboriosamente se echaron a andar en la década de los 80.[10] Como la “convergencia” experimentada por el liderazgo de la Concertación no se extendió –o lo hizo en mucho menor medida- a los periodistas y propietarios que habían dado una dura lucha contra la dictadura; aquel liderazgo previó con toda razón que dichos medios, a la corta o a la larga, se convertirían en opositores a sus políticas neoliberales. Por ello desarrolló una política sistemática destinada a destruirlos y cuyo resultado fue hábilmente achacado a una desaparición provocada por las leyes del mercado. Política que tuvo como elementos principales el bloqueo, efectuado por el gobierno de Aylwin, de millonarios apoyos ofrecidos a esos medios por el gobierno holandés en 1990; la compra de algunos de ellos por personeros de la Concertación para cerrarlos en breve plazo y la sistemática discriminación del avisaje estatal.[11] A ello hay que sumar la tenaz negativa de los sucesivos gobiernos de la Concertación a devolverle a Víctor Pey los bienes del diario Clarín, que le fueron confiscados por la dictadura; lo que, además de constituir una grave injusticia, se ha traducido en la práctica en la continuación del duopolio “El Mercurio-Copesa” y en un control mayor de la derecha de los medios de comunicación ¡respecto de la segunda mitad de la década de los 80…

    http://elchileno.cl/world/nacional/445-la-concertacion-consolido-la-obra-de-la-dictadura.html

  • Ticho Mendoza

    Y al postear el video en el comentario y análisis no se está haciendo lo mismo???? todos ven y vuelven y se revuelven viendo una y otra vez el video, que suma visitas en youtube. Es hipócrita criticarlo. Es peor aun de lo que creemos, ya que ni cuenta nos damos de que seguimos mofándonos del afectado.

    • nadie

      pfff la idea es dar a conocer y tratar de dejar una enseñanza creo yo bueno como selo tome la gente yo me lo tomo asi … yo no avia visto sto pero ahura tampoco lo vi porke apenas empezó uno seda cuenta de como hay gente k solo se preocupa DE SU PEGA SU VIDA A COSTA DE PERSONAS COMO EL K PASAN ESTE DOLOR bueno ese es mi aporte y pdd el padre y los mismos policías podrían aber parado todo ese asuntito de la camra

  • Gabriela López

    No tuve necesidad de ver el video.

  • Pablo

    Que el video esté presente no es necesario, no, no lo es.

    Es igual de morboso.

    • Luciernaga Venenosa

      puedes dar una información sin una fuente de ejemplo de la morbosidad que critica ???…

      es imposible…

      • Mich

        jaja pasa TODO el tiempo, ya sabemos lo q es una noticia morbosa sin necesidad de citar y poner el link del ejemplo. son formas de escribir, estilos.Calculo que el autor intenta subestimar al lector publicando el video y que digan éstas tonterías que leo en los comentarios o simplemente escribió desde su enojo y publicó la noticia como forma de “exorcizar” el sentimiento de tristeza y odio.

  • María José E.

    Entonces yo soy la única persona que no soportó ver un segundo más luego de que se le diera esa horrible noticia al padre y de manera sorpresiva frente a las cámaras y a todo Chile? No lo creo… muchos no tenemos tal nivel de morbo.

  • Marcel

    En que cae la crítica si se participa del morbo? en morbo.
    El impacto de los medios de comunicación en su fase innegable se relaciona con los principios de la publicidad. Y como bien dicen estos, basta con enfrentarse al mensaje para transformarse en receptor ideal de la VENTA.

    Creo que llegó la hora de lavar el dogma y sacarse la capucha. Puede que con tal ejercicio terminemos siendo todos mucho mas parecidos de lo que creemos.

    Salud y energía,
    desde la conciencia

  • asdG

    A mi parecer la idea de poner el vídeo en el articulo es ubicar a las personas que no presenciaron la noticia o no están bien entendidos, en el contexto de lo que se quiere hablar y dar a entender, la televisión Chilena hoy en día se basa en informar las cosas que los que están ahí arriba creen convenientes, no sabemos ni la mitad de las cosas que suceden dentro de nuestro país por que controlan todas las fuentes de información posibles que tenemos, realmente el cambio se va a realizar cuando la gran mayoría quiera salir de la burbuja informática en la que estamos adentrados. Cuando cada uno de nosotros quiera participar de una anarquía informativa como la que se menciona acá. Y para eso tenemos que romper los esquemas de censura que existen en este país con valentía y una mirada visionara que nos ayude a completar nuestra lucha.

  • Dani

    Saquen el video wn. No vi esto en la tele, no vi el video ahora y entiendo perfectamente de qué se trata todo, no es necesario que lo hayan agregado, de verdad.

    • Dani

      Olvidé decir que el articulo esta hermoso, muy inspirador 🙂

  • Pau

    Si lo que hace la tele no es incidir en la construcción de significados de la comunidad, todo este artículo no tendría razón de ser. Es justamente eso lo que hace, de manera unilateral, pero el tema es justamente que sí incide, porque se construyen significados igual, aunque no sean comunistas ni anarquistas, por eso estamos donde estamos

  • Luciernaga Venenosa

    Esta bueno , lo mejor es apagar la tele . total la escurria es gratis.

  • Yasna Quezada

    Había oído de la situación pero no la había visto, wn me parece increíble hasta donde llega el afán de vender, echarle la culpa al periodista es un chiste cuando quién da las órdenes de lo que se transmite o no son otros, Excelente artículo!

  • ClaudiA

    pulento! sigan informando de esa red de comunicación de la que hablan, habemos gente muy interezada. Personalmente no veo tele, no leo diarios, quiero informarme por un medio definidooooooO

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®