Publicado el 16 Marzo, 2014 a las 11:28 pm

Introducción a las teorías políticas: comunismo de consejos

Nota del Traductor: El sitio web libertario de habla inglesa Libcom.org publicó, entre 2006 y 2009, un conjunto de cinco textos introductorios a distintas teorías político-sociales pertenecientes a la esfera del socialismo libertario:comunismo anarquista, anarcosindicalismo, comunismo de consejos, situacionismo y sindicalismo.

consejismo

El comunismo de consejos fue un movimiento obrero militante que emergió por primera vez en Alemania y los Países Bajos en la década de 1920. Hoy en día continúa siendo una importante coriente teórica dentro del comunismo libertario.

El agumento central (y simple) del  comunismo de consejos, en marcado contraste con los reformistas socialdemócratas y los leninistas, es que los consejos obreros que surgen en los lugares de trabajo y las comunidades durante los periodos de intensa lucha son la forma natural organizativa de la clase trabajadora. Esta visión es completamente opuesta a los argumentos reformistas o leninistas que hacen hincapié en que la clase obrera es incapaz de hacer nada por si misma y la necesidad de contar con partidos de vanguardia, urnas (y las instituciones estatales que ambos conllevan) para solucionar sus problemas.

Estas conclusiones llevan a los comunistas de consejos a mantener posiciones muy similares a las sostenidas por los anarco-comunistas con la principal diferencia de que en ocasiones, aunque no siempre, mantienen un compromiso con Marx y sus métodos de análisis. Como tal, hay momentos históricos y presentes de una estrecha colaboración entre las dos corrientes, hasta el punto de que comunistas de consejos se convierten en miembros de grupos anarco-comunistas.

A raíx de esto, los comunistas de consejos defienden que la sociedad y la economía debe ser dirigida por federaciones de consejos obreros, compuestas por delegados elegidos en los lugares de trabajos y que pueden ser revocados en cualquier momento por los que les eligieron. Como tal, los comunistas de consejos se oponen al burocrático socialismo de estado. También se oponen a la idea de un partido revolucionario que tome el poder, considerando que cualquier agitación social liderada por uno de estos “revolucionarios” partidos solo puede acabar en una dictadura del partido.

También consideran que el rol del partido revolucionario no es llevar a cabo la revolución por la clase trabajadora, sino tan solo agitar dentro de la clase, animando a la gente a tomar el conrol de sus propias luchas a través de las instituciones de democracia directa de los consejos obreros.

A veces se piensa que los comunistas de consejos han mantenido una oposición “desde fuera y contra” la burocracia de los sindicatos reformistas, viéndolos como un freno a la militancia obrera y considerando que el liderazgo, cuyo rol es visto como poco más que “polis de gorra blanda (N del T: hace referencia a la típica boina o gorra del trabajador industrial)”, que con el tiempo siempre venden al resto de miembros. Es verdad que, históricamente al menos, los comunistas de consejos han sido antisindicales. Sin embargo, esto ha sido debido en gran medida debido al contexto en que escribieron los comunistas de consejos. Por ejemplo, los comunistas de consejos alemanes de la década de 1920 eran plenamente conscientes del papel de los sindicatos alemanes en traicional los intentos de revolución obrera en 1918. Sin embargo, en la actualidad, aun manteniendo una visión muy crítica de los sindicatos y su naturaleza antidemocrática, los comunistas de consejos generalmente considera que tener un sindicato es mejor para los trabajadores que no tenerlo.

Los comunistas de consejos llevan a cabo, obviamente, una fuerte crítica de la “exitosa” Revolución Rusa de 1917. Apesar de que  sentían que originariamene tenía un carácter pro clase obrera, terminó siendo una revolución burguesa, con los nuevos líderes “comunistas” remplazando la vieja aristocracia feudal con la burocracia del capitalismo de Estado. Los comunistas de consejos sostienen que el partido bolchevique solo tomó el rol de los capitalistas individuales en lugar de deshacerse del capitalismo.

Los comunistas consejistas surgieron en gran medida del movimiento sindical de base alemán, que se oponía a sus sindicatos y que organizaron huelgas cada vez más radicales hacia finales de 1917 y principios de 1918. Éste se formó en el Partido Comunista Obrero de Alemania (KAPD), que es la unión de la AAUD y la AUUD-E, cuyo apogeo fue el intento de revolución alemana de 1918-19. Tendencias similares se desarrollaron en los movimientos obreros de Italia, Bulgaria y Países Bajos.

El brutalmente reprimido pero brevemente exitoso levantamiento obrero anti URSS de Hungría de 1956 se utiliza a menudo como ejemplo histórico de como los consejos obreros puedes surgir naturalmente de la clase obrera durante los periodos de intensa lucha de clases, incluso a pesar de la falta explícita de los trabajadores de compromiso con la teoría del cmunismo consejista.

Las ideas del comunismo de consejos han sido desde entonces tomadas por muchos comunistas libertarios de todo el mundo con grupos como Socialismo o Barbarie y la Internacional Situacionista siendo en gran medida influenciados por ellas.

Sin embargo, estos grupos son a veces designados despectivamente como “consejistas” por los comunistas de consejos, por obsesionarse abiertamente con la espontaneidad obrera y someterse a lo que Mark Shipway describe como “un énfasis vacío, formalístico en los consejos obreros que descuida completamente el contenido comunista de la ecuación del comunismo de consejos.” Esto es percivido como peligroso debido a que es posible que los trabajadores sean capaces de tomar espontáneamente los medios de producción durante una crisis pero solo para finalmente acabar estableciendo una forma de “capitalismo autogestionado” en el que los consejos obreros gobiernen el mundo pero desgraciadamente se conserven las relaciones salariales el capitalismo.

Los comunistas de consejos, en cambio, piensan que la clase trabajadora debe desarrollarse para poseer una fuerte consciencia política y tener marcados el comunismo y la abolición del capitalismo como fines; los consejos son solo los medios para que este fin pueda ser realizado. Esta fue también la crítica hecha por el KAPD/AAUD cuando la AAUD-E se escindió de ellos en el rechazo de una organización separada de los comunistas.

 

Escrito por Libcom

Extraido de http://www.regeneracionlibertaria.org/

Propagalo!

Publicado el Domingo 16 Marzo 2014 a las 11:28 pm
Deja tu comentario aqui abajo ▼

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®