Publicado el 17 Mayo, 2014 a las 4:07 pm

El Arte después de Papas Fritas

Cenizas de los pagarés avaluados en 500 millones de dolares expuestos como "obra de arte"

Cenizas de los pagarés avaluados en 500 millones de dolares expuestos como “obra de arte”

Ya en 1957, Guy Debord, en el texto fundacional de la Internacional Situacionista (I.S.), organización que es denominada por algunos como la más política de las vanguardias artísticas y la más artística de las vanguardias políticas afirmaba que: “los problemas de la creación cultural no pueden ser resueltos más que en relación a un nuevo avance de la revolución mundial”(*). De esta manera, la I.S. se separaba radicalmente de todas las otras vanguardias artísticas precedentes, las cuales buscaban transgredir los valores capitalistas dentro del restringido campo de expresión del arte: dentro de una pintura, un poema o una obra teatral. A la I.S. no le interesaba transgredir los valores dentro de las obras de arte en específico, sino dentro de la sociedad capitalista en general. No buscaban un arte revolucionario para la sociedad, sino el arte de revolucionar la sociedad. De esta manera optaron por abandonar el arte y se pusieron a disposición del movimiento revolucionario.

Este es quizás uno de los meritos de la obra de Papas Fritas consistente en quemar pagarés de la U. del Mar avaluados en U$500 millones, es decir, más allá de transgredir los valores del arte, se han transgredido los valores de la propia sociedad capitalista. Para el poder no se ha quemado la deuda de los estudiantes estafados, se ha quemado la futura ganancia del capitalista. Todo esto es algo irracional para un modelo que se sustenta espiritualmente en los valores de la burguesía, es decir, en la producción de valor ficticio, de dinero.

En definitiva se ha concretado algo ilegal y muy ofensivo. Se han roto las normas, pero no solo en el plano estético, sino más allá. Esta es la gracia de una acción de arte que parece ser más que una simple obra artística. Esta es la gracia de esta acción que quizás dejó de ser arte, para transformarse en otra cosa, por ejemplo en una violación a la religión oficial, un atentado al dios de la ganancia o un sacrilegio al dogma de nuestro tiempo: la acumulación obscena de capital.

El merito de la acción es que re-conceptualiza radicalmente lo que entendemos por arte subversivo/rebelde/conciente/revolucionario/etc. Ahora, para catalogar a una obra como “radical”, no bastará con generar una pintura con un mensaje crítico, o escribir una novela polémica, ni una obra de teatro que aborde la “problemática social”. Ahora, para generar una obra “subversiva” habrá que salir obligadamente del campo estético. Habrá que fugarse del marco de la pintura, de las letras de la novela, de la tarima del teatro, para así adentrarse en otras esferas de la realidad que no guardan relación con lo meramente estético o artístico.

CUeNTiTo 1: Voy a ver una obra de teatro. Es bastante crítica, habla cosas polémicas. El público reflexiona. Bien, todo muy bien, todo muy acido, algo más crítico que la mierda que dan en la TV, bien. Termina la obra, y bueno… todos los espectadores salen del teatro y sus vidas siguen como si nada. El director de la obra es felicitado por su talento, quizás el dramaturgo se gane un FONDART. Los críticos especializados, las autoridades políticas, los ideólogos de todo tipo, los medios masivos, felicitarán a los autores. Yo, que presencio todo eso, bostezo.

MoRALeJa 1: El Estado felicitará y premiará a los autores por más que tiren un discurso contra el Estado en sus obras. Incluso el Estado financiará proyectos artísticos con un cariz contestatario y crítico. ¿Por qué? Sencillo, porque su supuesta subversión está enmarcada dentro de una representación, dentro de un espectáculo. Es una elegante manera de criticar al mundo, es decir, sin involucrarse con la cotidianeidad de la gente, sin manchar la legalidad, sin dañar al sistema capitalista, sin atacar a la sociedad de clases. El arte puede ser crítico, pero siempre dentro de una burbuja escéptica: manifestándose como espectáculo.

TeSiS en PaReN(TeSiS) 1: (((ojo que el espectáculo no consiste solamente en eventos como la teletón, el festival de viña, una obra teatral o los anuncios comerciales, “el espectáculo no es un conjunto de imágenes es una relación social”, es una forma de organizar el mundo. Consiste en la separación radical de todas las esferas de la vida. Consiste en la fragmentación radical de nuestro espacio-tiempo y nuestro mundo. Consiste en la creación de roles marcadamente separados (soy mujer-blanca-madre-heterosexual-adulta, soy hombre-trabajador-músico-gay-consumidor-estudiante, soy niño-escolar-enfermomental-otaku-moreno, etc, etc). De ahí que todas las demandas contra el modelo se hacen de forma separada y fragmentada, es decir de una forma ineficiente frente a un modelo que ha hecho la opresión un proceso global)))

TeSiS en PaReN(TeSiS) 1.2: (((Los estudiantes piden_____, los obreros de la “constru” piden_____, las mujeres lesbianas piden_____, los profesores piden _____, los ambientalistas piden____, pero nunca hay una crítica global al modelo. Problema central considerando que todas estas problemáticas especificas vienen de una misma raíz: un sistema patriarcal, racista y amante de la producción incesante de mercancías. Por eso todas las demandas, en tanto separadas, quedan vacías rápidamente, porque dejan siempre un espacio en blanco, un _____ que prontamente es llenado por el sistema y sus mecanismos de apropiación y domesticación de la contestación en tanto crítica fragmentada, parcialiciada, gremial, en suma, espectacular. Es decir: estamos frente a críticas que no van al fondo del problema, que solo atacan lo superficial, que actúan de forma espectacular. Por ej: El artista de moda puede ser transgresor dentro de su rol de artista, dentro de esa específica esfera de su vida, en el resto de su cotidianidad podrá ser un lame-botas del ministerio de cultura y de los sponsor de las empresas. Podrá criticar al poder en su obra de arte, pero en su vida cotidiana será respetuoso de las leyes, besara la mano del burócrata cultural de turno, sólo así podrá perpetuarse y mantenerse en su trono de profesional/experto del arte. “La construcción de situaciones comienza tras la destrucción moderna de la noción de espectáculo. Es fácil ver hasta qué punto el principio mismo del espectáculo está ligado a la alienación del viejo mundo: la no-intervención.” El artista suele fabricar espectadores, más que atacar al espectáculo creando situaciones radicales que dañen la raíz del modelo.)))

CUeNTiTo 2: Hace tiempo fui a una marcha no sé de qué… De pronto el ciudadanismo tan respetuoso de las normas se desmoronó. Turbas enormes de personas comenzaron a romper las vitrinas, se paró el tránsito, los vidrios de algunos bancos se rompieron en mil pedazos. Siento un enorme placer estético en todo esto. Los “corre conxetumare”, “vienen los pacos”, “vamos a tirarle un camotaso a ese banco”, me parecen frases profundamente poéticas, incluso me excitan, me erotizan. Las vitrinas rompiéndose me parecen un acto infinitamente más artístico que la obra de teatro que fui a ver el otro día. Todo me parece más autentico y sincero, más conectado con la vida real. No hay tarima, no hay luces, no hay música ambiental, todo simplemente sucede, y no podría parecerme algo más bello.

MoRaL3JA 2: ¿Por qué me parece tan hermoso, más bello que cualquier otra obra de arte? ¿Por qué, si los que realizan este acto no son artistas: son endeudados, gente con rabia, cabros del liceo? Quizás porque la verdadera creatividad solo puede generarse con una contestación radical al sistema. Por más innovadoras y creativas que se presenten las obras de los “genios del arte”, siguen siendo producidas dentro de un sistema impuesto: el capitalismo. Y toda creación generada bajo un sistema autoritario sigue siendo profundamente limitada. Por eso, para mí, el acto más bello y creativo es librarse de las pesadas cadenas que nos mantienen presos. Y esta no es una tarea de los talentosos artistas profesionales, es tarea de la comunidad, es tarea de todos y todas, es tarea de la humanidad.

TeSiS en PaReN(TeSIS) 2: (((Alguna vez Marx dijo que los filósofos no tenían que interpretar al mundo, sino que transformarlo. Eso implicaba salirse del campo especializado de la reflexión filosófica y empezar a involucrarse de forma activa en los “problemas reales”, en su caso en la organización del movimiento obrero mundial. Esta idea está bastante vigente aún, por ejemplo para los artistas. Ya no se trata de retratar subjetivamente al mundo en sus obras, sino de transformarlo radicalmente. Lamentablemente no vamos a cambiar al mundo con métodos artísticos (no hay que ser ingenuos) se necesita mucho más que eso, se necesita mucho más que arte.)))

TeSis en PaReN(T3ZIZ) 2.2: (((Alguna vez Bakunin dijo que no se podía ser libre mientras el resto de las personas no fuesen libres. Siempre he creído esto y pienso que también se puede aplicar al campo del arte. Y como para mí el único arte que verdaderamente vale la pena es el de la emancipación colectiva de las personas, a través de un flujo constante de su creatividad y sus deseos, entonces, el arte sólo podrá consumarse cuando sea verdaderamente colectivo, asociativo y comunitario. Es decir, cuando todos lo pongan en práctica, o sino seguirá siendo expresión individual, aislada, separada, fragmentada, es decir mercancía vendible en alguna vitrina. Es evidente que si todos ponen en práctica su creatividad, todos materializarán sus deseos e iniciativas de formas muy singulares y diversas, las cuales, seguramente, muchas veces no tendrán nada que ver con un cuadro, un poema o una canción. Serán otras acciones, acciones en busca de la emancipación, de la revolución. Puede que algunas tengan la forma tradicional de una obra de arte, pero otras no, muchas tendrán más bien la forma de una insurrección.)))

                                     -D-i-a-l-e-c-t-i-c-o–C-o-r-t-o-c-i-r-c-u-i-t-o-

————————————————–pAra hAcer la obra mÁs bellA no se necesitA al ArtistA mÁs tAlentoso / ¿NO? / no, simplemente se necesita tiempo, deseos y perder el miedo / ¿nAdA mÁs? / nAdA mÁs, pero debe hacerse entre todos: necesitamos un deseo colectivo, un tiempo en común, unA desapArición comunitaria del miedo, y no necesitamos ser ArtistAs pArA perder el miedo, construir un deseo y perder el pánico colectivo / ¿seguro? / sí, porque hAcer lA obrA mÁs bellA de la historiA tiene que ver menos con los ArtistAs que con lA gente común, esa abrumadora mayoría que el único arte que puede realizar es recuperar su creatividad emancipándose————————————————-

-La—d-i-a-l-é-c-t-i-c-a—n-o—t-i-e-n-e—n-a-d-a—k´–ver—con—los—m-a-l-d-i-t-o-s—–i-n-t-e-l-e-c-t-u-a-l-e-s–

P-o-r—e-s-o–S-i-e-m-p-r-e—los–G-e-n-u-i-n-o-s–D-i-a-l-o-g-o-s–V-a-l-e-n–                                                                          +–k´–l-e-e-r—1000–l-i-b-r-o-s-

Y—lAs—A-c-c-i-o-n-e-s—s-u-b-v-e-r-s-i-v-A-s—v-A-l-e-n—1000—v-e-c-e-s—+–k´–lAs—o-b-r-A-s—k´–r-e-p-r-e-s-e-n-t-A-n—A-r-t-í-s-t-i-c-A-m-e-n-t-e—unA—o-b-r-A—s-u-b-v-e-r-s-i-v-A

La gracia del acto de papas fritas (por más que se allá expuesto en el GAM, centro neurálgico del arte al servicio del poder), es que para su realización no se necesitaba ser artista. Cualquiera de nosotros pudo haberlo perpetrado sin saber nada de arte. Y esto porque la acción en concreto superó el campo del arte especializado y se acercó hacia las formas tradicionales e históricas de contestación al sistema: la ilegalidad, el boicot, la destrucción de las ganancias del capitalista, la afirmación del valor de la dignidad humana por sobre el valor del dinero. En definitiva, su obra superó en cierta medida el espectáculo, aquella forma de vivir en donde todo está parcializado. La acción logró unir dos campos que estaban divorciados hace tiempo: el arte y la subversión.

En definitiva Papas Fritas ha dado un vuelco radical. Desde ahora no se podrá catalogar a cualquier obra de arte con una estética algo incomoda como una obra subversiva. Ahora, para catalogar una obra como radical, incomoda para el poder o revolucionaria, habrá que salir del campo especializado del arte y asumir para su realización las acciones históricas que han tenido las masas para emanciparse: la acción directa.

Desde ahora los artistas que reclamen una supuesta rebeldía y conciencia social tendrán la vara más alta. Ya no se trata de incomodar dentro de los límites que nos impone el modelo, sino que de subvertir esos límites, con métodos que no se enseñan en las universidades, escuelas de arte, galerías de moda o libros sobre estética. Ya no se trata de criticar al Estado y la burguesía dentro de la cancha que nos marcó el propio Estado y la burguesía, ahora se trata de violar los límites de la cancha, secuestrar al árbitro, colgar a los comentaristas deportivos, ayudar a sublevarse a las masas de espectadores para que se transformen en actores (únicos capaces de desencadenar un cambio real). No se necesita un FONDART para todo aquello, se necesitan huevos, se necesitan ovarios.

Podríamos decir, con algo de ironía, que desde ahora se ha posicionado como verdadera “vanguardia artística” un nuevo tipo de obra. Los artistas profesionales, tan respetuosos siempre de las normas y adictos a la teta estatal y empresarial que les da de comer, deben estar temblando. Porque esta nueva “vanguardia” no tiene nada que ver con un asunto estético, y por más premios que les dé el ministerio, doctorados que se paguen en el extranjero o libros de arte que lean, no podrán encontrar las claves para desarrollar este nuevo tipo de obra artística que conforma la nueva “vanguardia”. Porque ser parte de ésta tiene que ver más que con una actitud de desprecio a la autoridad, que con una determinada técnica artística. La sumisa “comunidad cultural” del país tendrá que posicionarse frente a este hecho y veremos entonces a quienes sirven realmente los artistas: a la libre creación o al despreciable poder.

La acción de papas fritas ha reconfigurado el campo del arte en el país y sin duda se ha instalado como “la vanguardia” del momento. Ahora hay que esperar que no quede solo en eso, es decir en un movimiento de vanguardia, aunque eso ya no depende de papas fritas, depende de que el miedo a la autoridad se empiece a desvanecer y la gente de forma colectiva salga a crear la obra de arte más bella que se puede construir: aquella que es hecha por todos y todas, y que busca la emancipación general de la sociedad.

Lo que hizo papas fritas no es algo nuevo. Ya a principios del siglo XX los dadaístas, vanguardia artística conformada por exiliados en suiza durante la primera guerra mundial, ligados a ideas comunistas y anarquistas, trataron de llevar a cabo este proyecto. Pero fracasaron. Su fracaso no fue por razones estéticas, sino principalmente políticas. La extensión del arte y la forma de vida dadaístas implicaban que la revolución mundial se expandiera, pero esto no sucedió, el capitalismo de Estado soviético, el nazismo y el capitalismo fueron los que proliferaron. En la segunda mitad del siglo XX, los situacionistas se apropiaron del legado de dadá, el surrealismo y las teorías revolucionarias, y propusieron la abolición del arte como esfera separa y especializada de la vida. Para ellos no existía un arte situacionista, a lo sumo podía existir un uso situacionista del arte. Era obvio que no se podía abolir el arte sin abolir al capitalismo y el espectaculo (la maquina que todo lo separa). Los situs tuvieron un rol fundamental en la revuelta de mayo de 68, sin embargo el fracaso de esta insurrección, también significó el hundimiento de las ideas situacionistas. Cuando un movimiento de vanguardia artística se vincula con lo político, su éxito o fracaso no puede desligarse del contexto social que la envuelve. La obra de papas fritas será exitosa sólo en tanto logré avanzar dentro del campo de la emancipación colectiva.

Su éxito se manifestará en la medida en que su obra sea comprendida como un llamado a la acción, y no como una mera acumulación de “likes” en las redes sociales, clasificando a papas como “heroe”, “iluminado”, “idolo”, etc. Tener está visión es seguir creyendo en la figura del “genio del arte”, aquel que puede hacer cosas que yo no puedo, como si quemar la deuda de los ricos fuera algo que nosotros no pudiésemos hacer, en el fondo se necesita un poco de creatividad y unos fósforos. Algunos criticarán a papas fritas como un sujeto que está satisfaciendo su ego, mostrándose como una especie de héroe mítico, tal como se expresan los personajes de las obras literarias y cinematográficas de nuestra era. En parte puede haber algo de cierto en esto, pero igual de cierto es que en esta sociedad autoritaria y profundamente violenta en el campo simbólico, todos desarrollamos un ego que es la coraza (la costra) que nos protege de la hostilidad exterior, algo malo y que debemos combatir, por cierto, pero que todos llevamos encima. Sin embargo, papas fritas expreso su ego de una forma infinitamente más provechosa que, por ejemplo, como lo manifiestan millones de individuos a nivel mundial colgando sus fotografías en redes sociales y exponiendo su supuesta individualidad subjetiva y única, en un mar de monotonía tecno-virtual, o como satisfacen su ego los artistas de moda a través del beneplácito de la autoridad cultural de turno, los politicastros y la mafia elitista del mundo del arte profesional. Por otro lado, en esta acción papas fritas se arriesgó a penas que aún no conocemos, acto meritorio en un complaciente mundo artístico en donde mojarse el potito por algo es una rareza. En cualquier caso este problema del ego del artista, ya no sería tema en la medida en que estas acciones se extiendan y se configuren como actos colectivos y no como la mera acción individual de algún “artista de vanguardia”. La única vanguardia exitosa será aquella que se auto-disuelva, no para ser remplazada por otra vanguardia, sino que por un movimiento colectivo que elimine la necesidad de cualquier tipo de vanguardia para emanciparnos.

Y para terminar, quiero citar nuevamente a Debord, porque seguramente (ya me lo imagino) en el periódico o en algún canal de TV unos inútiles animadores revisarán la acción de papas y frente a la desorientación general preguntarán a algún “experto”, es decir a un crítico profesional del arte, si estamos verdaderamente frente a una obra artística. A lo cual el crítico, como buen lamebotas de la institucionalidad, dirá que no estamos frente a una autentica obra de Arte, o quizás dirá que sí, pero que es de pésimo gusto, o tal vez terminará diciendo que es muy difícil catalogar lo que es y lo que no es arte, plop… Sin embargo, su opinión no nos importa, ya que la verdad cada vez nos importa menos el arte. Hace un tiempo sabemos que “lo que cambie nuestra manera de ver las calles es más importante que lo que cambie nuestra manera de ver la pintura”, porque “en una sociedad sin clases no habrá pintores, sino situacionistas que, entre otras actividades, pintarán”.

 

(*) Todas las citas son de Guy Debord. Y del texto: Informe sobre la construcción de situaciones y sobre las condiciones de la organización y la acción de la tendencia situacionista internacional. Documento Fundacional de la Internacional Situacionista (1957)

 

 

Escrito por MAGNICIDIO ESPINOZA

Propagalo!

Publicado el Sábado 17 Mayo 2014 a las 4:07 pm
3 amiguitxs comentaron

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

  • charlydog

    super bno el articulo… quiero agregar algo pequeñito: recordar/valorar las obras/acciones de Pedro Lemebel y las Yeguas del Apocalipsis, que en dictadura hicieron cosas parecidas, en un intento de romper el silencio en torno a lxs caidxs en dictadura. Arriesgando sus cuerpos, por ejemplo cuando bailaron cueca a pies descalzos sobre vidrios rotos en un mapa de latinoamerica que se lleno de sangre o cuando (creo… si me acuerdo bn) Lemebel se metio en una especie de horno de ladrillos y se prendio fuego… en protesta por Sebastian Acevedo, Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana…. si bien no es intento de recalcar que lemebel o pedro casas fueron vanguardia y antecedieron a papas fritas (ya que en ambos casos la obra/accion supera al artista) si es valorar/recordad estas acciones, que quizas nutrieron (nos nutren) en la busqueda de la emancipación.

    • magni

      sí, faltan ejemplos más locales.

      igual es interesante como estos actos de las yeguas fueron super contestatarios, y ahora Lemebel llama a votar por Bachelet. Esto demuestra la capacidad de “recuperación” que tiene el sistema, y sus habilidades para seducirnos e introducirnos en su juego. Si no se está dispuesto a abandonar el arte y la figura del “artista”, siempre el sistema te podra comprar con sus agasajos, incluso a un papas fritas o cualquier otro.

      • Charlydog

        siiipooo, por eso la trascendencia va mas allá de la relación (de propiedad quizas) entre el “Artista” y su obra/acción… va en nutrirnos en esas acciones y recuperarlas para nosotr@s. Siendo critic@s, viendo sus particularidades, y entendiendo sus contextos. Si al final hasta Guy Debord fue declarado tesoro cultural de Francia por el gobierno hace poco. La perfección no existe, todos al final estamos alienados hasta cierto punto, cargando con practicas e ideas que no nos son “propias”, y podemos ser recuperados, quebrados a la fuerza (bajo tortura), comprados ante nuevas posibilidades, etc. en cualquier momento.

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®