Publicado el 1 Octubre, 2014 a las 5:07 pm

¡No fueron los anarquistas! Alguien más está poniendo bombas en Santiago con el objetivo de sembrar el terror.

Difundimos un texto enviado a nuestro correo. No necesariamente compartimos todas las reflexiones, pero consideramos que puede servir para fomentar el debate ante los actuales tiempos que vivimos en la región chilena.

           stgo1

Mientras aún eran velados los restos de Sergio Landskron, las declaraciones de su familia generaban una ola de especulaciones, las que han servido para despejar variables y arrojar algo de luz sobre lo que está sucediendo con el peligroso asunto de las bombas en Santiago.

“Si es que hubo algún vínculo o algo (con algún grupo extremista), tiene que haber sido de días o a lo más un mes, y si es que fue realmente enviado a poner la bomba, quizás tuvo que haber droga o plata de por medio”, dijo su familia a Canal 13.

Una teoría válida puede ser que efectivamente, Landskron fuera justo pasando por ahí y quisiera tomar una de aquellas misteriosas mochilas que explotan en la capital de Chile por estos días. Otra hipótesis podría ser que estuvieramos en presencia de un mercenario pagado por alguna organización con un siniestro fin.

Los titulares de la mañana del sábado 27 de septiembre muestran una evidente rectificación con respecto a esto último. Las declaraciones de la madre de Sergio afirman en la prensa que él “fue víctima de la droga y ahora de los anarquistas”. Sin duda, ya que está muerto y ya que se ha descartado su vinculación con grupos anarquistas, sirve mucho más como víctima que como colocador de bombas. El razonamiento probablemente fue: “Se venderán más diarios un sábado en la mañana con un titular como este, total ya se esfumó la posibilidad de generar miedo, entonces generaremos pena por su familia y le otorgaremos una víctima fatal a todo este asunto”. Total, desde la perspectiva del poder, y para aprovechar correctamente toda la serie de eventos que han ocurrido, los culpables siempre deben ser necesariamente grupos que ellos denominan “antisistema” o “anarquistas”. Así las cosas, si los medios masivos de comunicación han elevado su nivel de basura ideológica y conjeturas con el objetivo claro de generar opiniones favorables a sus posiciones y al orden burgués que defienden, corresponde que nosotros expongamos nuestras posiciones también. Usaremos para ello, las armas de la verdad, de la crítica despiadada y apelaremos únicamente a la justicia popular para castigar a los responsables.

Orquestación mediática.

En los últimos días, los medios masivos de comunicación han incrementado su burdo estilo detectivesco para lanzar irresponsables acusaciones buscando “resolver” el caso de las bombas. Apenas se revelaron los primeros antecedentes de la vida de Sergio Landskron intentaron en vano hacerlo calzar con el perfil que busca el Estado. Se le intentó vincular ridículamente con la supuesta “célula” anarquista que fue apresada el 18 de septiembre con argumentos como por ejemplo: ¡Que viven en la misma comuna de La Pintana! Nosotros podríamos agregar: ¡Junto con 200.000 personas más!
Pero ¿Cuál es el principal argumento para culpar tan rápidamente a los anarquistas? Es claro. La repetición del “modus operandi” y específicamente, las características de las bombas en cuestión, que todos ya conocemos: pólvora negra hecha con ingredientes caseros, extintor, y un sumamente frágil mecanismo de activación.
Es cierto que muchos de los bombazos que se registran en Santiago desde hace varios años son reivindicados por grupos anarquistas insurrecionalistas. Los blancos de estas acciones siempre tienen ciertas características y representan -pese a que muchos afirmarán lo contrario para fortalecer precisamente sus posiciones en el poder- acciones de muy bajo valor estratégico en cuanto a daños, impacto mediático y significación popular, es decir, los bombazos se han constituído prácticamente como un ataque “simbólico” al capital. Un ataque, por cierto, bastante fútil y como muchos pensamos: carente de todo significado para cualquier persona oprimida por este sistema económico, por la división de clases sociales, y por la dominación del Patriarcado. Han sido inefectivos en términos de sus costos, pues compañeros han resultado gravemente heridos (Luciano Pitronello) e incluso muertos (Mauricio Morales), mientras que otros están actualmente en la cárcel, sufriendo una tortura de encierro terrible que no le deseamos a nadie. Así las cosas, y pese a que nosotros pensamos lo contrario, reconocemos que existen algunos anarquistas que creen que esta forma de ejercer la violencia es revolucionaria. ¿De que otra manera puede explicarse tanto esfuerzo, incluso muertos y heridos graves como resultado de intentar destruir un simple dispensador de dinero con muchos seguros comprometidos? ¿Y más encima sin darle uso a esos recursos? O sea, una operación de alto costo ¡Sin ninguna ganancia!. Cabrxs: creemos que incluso ustedes ya se han dado cuenta que es tiempo de replantearse y parar con esta más que inútil estrategia que sólo favorece a los poderosos y sus reformas represivas.

También es cierto que, sin pretender que se trate de un acto revolucionario ni mucho menos, el “lumpen” (como lo llaman los medios burgueses) ha modificado esta artesanal técnica para algo realmente útil: recuperar el dinero. Ahora, que lo utilicen para seguir alimentando sus vicios consumistas y mercantiles, y en la gran mayoría de los casos, para continuar reproduciendo su propia dominación capitalista de una forma mucho más eficaz que la clase explotadora, es otra cosa.  Como sea, todo esto que decimos es cierto y lo saben tanto en el Ministerio del Interior como en las salas de redacción de la prensa burguesa.  Decimos que todo esto ocurre justamente para afirmar con tesón lo que jamás podrá ser posible: que los grupos o individualidades anarquistas que existen actualmente, jamás utilizarían a una persona ajena a su círculo de confianza para realizar alguna acción determinada, ni mucho menos lo harían con dinero o drogas de por medio. Realmente lamentamos la muerte de Sergio Landskron, asimismo solidarizamos con el dolor de su familia. Sin embargo, tampoco podemos callar la aterradora hipótesis de que: alguien le pagó para ir a poner la bomba.  ¿Que intenciones políticas tendría un anarquista como para pagarle a alguien que ponga una bomba? ¿Tendría también el suficiente dinero como para hacer una propuesta tentadora, tratándose de una acción tan peligrosa? Lo dudamos mucho. Creemos que ya es la hora de preguntarse ¿Quienes estarían dispuestos a hacer algo semejante?

¿Quien se beneficia?

Hasta ahora solo hay una certeza: todos, incluso muchos anarquistas, hemos quedado descolocados por los últimos hechos. Cuando los bombazos parecían apuntar a víctimas inocentes luego del evento en Los Dominicos, todos supimos que el escenario estaba a punto de cambiar, y lo hizo bastante rápido. Las modificaciones a la Ley Antiterrorista que están en trámite, pretenden facilitar el escenario represivo para hacerlo más acorde a la administración efectiva del modelo neoliberal/extractivista. Algo especialmente útil en un escenario de protesta social, como el que suele desatarse con las oscilaciones globales del capitalismo, las que afectan muy periódicamente a nuestra débil economía exportadora de materias primas. Elevar aún más el control efectivo en la población, se hace definitivamente necesario para la clase dominante en Chile cuando el mundo pareciera caminar en el borde de una navaja con las tensiones internacionales que incluso podrían llegar a desencadenar una guerra mundial en pleno siglo XXI. Bachelet y su pares discutieron probablemente algo muy similar en la recien pasada Asamblea de Naciones Unidas en Nueva York. Por otra parte, la derecha histórica en Chile (RN y UDI) también ha aprovechado el tema fuertemente para sus intereses. ¡Si hasta el Wallmapu saltó a la discusión! Y las declaraciones de presidentes de partido y parlamentarios pidiendo a gritos una mayor militarización y represión en territorio mapuche no se hicieron esperar.

Aunque aún no se encuentran los culpables, aparte de lo que pareciese ser evidentemente  una maniobra desesperada por encontrar cualquier culpable,  (1)   la calma aún no regresa a Chile. Y en gran medida, es por responsabilidad de los propios medios de comunicación. Y es que estos tienen su postura clara y no se molestan en ocultarla. Cabe destacar que TODOS los periodistas de los medios tradicionales en Chile le han prestado respaldo a las inconsistentes pruebas, que en un hecho inédito -la transmisión de la formalización de los detenidos del 18 de septiembre- todo el país pudo ver y escuchar en vivo por medios como CNN Chile y Radio Bio-Bio. La pobre calidad de imagen de las cámaras del Metro daba para dudar, como mínimo, de que Juan Flores fuese quien deja la bomba en el Subcentro de Escuela Militar. Casi inmediatamente después, todos los noticieros de TV abierta continuaban prestando respaldo a las débiles pruebas, alegando una cientificidad del alto nivel que no es tal, y un trabajo minucioso, cuando lo que pareciera ser en realidad es una desesperada vinculación mediante imágenes pixeladas y orwelianas navegaciones de caza por perfiles de Facebook. Algunos periodistas también destacan que las policías aprendieron del “Caso Bombas I” y esta vez no debiesen dejar escapar a los culpables bajo ninguna circunstancia. Nada más, así es la justicia burguesa, y tampoco somos ingenuos como para exigir justicia verdadera de ella.  Lo que no significa que dejemos de presionar para liberar a cualquier detenido-secuestrado por el Estado. Teniendo esto claro, corresponde entonces a todos quienes adherimos a las ideas anarquistas, movilizarnos para limpiar nuestro nombre y para solidarizar con los compañeros que ya se han manifestado como inocentes de la colocación de la bomba del 8 de septiembre.

Pero entonces, ¿Quién puso las bombas en Los Domínicos y en el Subcentro de Escuela Militar, cuyos blancos -ya se ha repetido hasta el cansancio- eran efectivamente civiles inocentes y además miembros de la clase trabajadora?. Si el objetivo era generar terror, entonces está claro que no hay nadie de izquierda revolucionaria involucrado. Todos tenemos muy claro aquí, que el terror descontrolado de la población no hace si no pavimentar el camino de las reformas del poder.

¿Es el auge de la extrema derecha en Europa, un presagio de los oscuros tiempos que se avecinan? ¿Están los servicios de inteligencia del Estado, fuera de control buscando nuevos enemigos para justificar su existencia? Desde que el movimiento popular chileno fue estafado con la transición pactada entre la dictadura y la socialdemocracia, sabemos que aquella forma de gobierno,  -tan perfecta y que la humanidad tanto se enorgullece de expandir como uno de sus más grandes logros- es en realidad, el baluarte de legitimidad más potente del capitalismo, y que requiere además para funcionar, de la destrucción constante y creciente del medio natural y de la explotación brutal y la miseria de centenares de millones de personas desperdigadas por todo el mundo. Esta democracia preferirá siempre ser juzgada por sus enemigos antes que por sus resultados, (2) el enemigo interno de Chile debe encontrarse en alguna parte, y si no está hay que buscarlo para luego destruirlo.

Tampoco se trata de decir que todo siempre es un montaje, los anarquistas y muchos otros movimientos autónomos anticapitalistas también han puesto bombas durante otros periodos de la historia con objetivos diversos, aunque siempre dirigidos claramente contra el poder dominante y no contra su propio pueblo. Los recientes eventos ocurridos no corresponden a ese escenario. Por eso es inevitable plantearse ante algo que también ha ocurrido en la historia muchas veces: los montajes. La actual trama de acontecimientos nos lleva a creer que la segunda opción es la más probable en estos momentos. La prensa burguesa y el Estado han intentado que las piezas del ajedrez calcen perfectamente en su beneficio, pero es notorio que se están realizando jugadas con un tufillo fraudulento. Desde aquí lo percibimos, un aroma enrarecido que no podemos sacar de nuestras narices, y se nota fácilmente en la parrilla mediática masiva de las últimas semanas. Y además de estar supuestamente involucrado en los últimos actos terroristas en Chile, al anarquismo ahora se le vincula a una dudosa amalgama de corrientes teóricas. Y así, mientras algunos medios masivos “descubren”  a los autores, otros los vinculan con el esoterismo, las teorías de consparanoia extraterrestre y hasta el nazismo (3)

Sin embargo, esto responde a una estrategia clara por parte del Estado para aislar a cualquier grupo que se presente como ajeno a la idea de orden y gobierno que emana desde la burguesía. Ya con el Particdo Comunista $hileno dentro del Estado, todo el espectro político que queda más hacia la izquierda -desde los anarquistas hasta los marxistas heterodoxos y los integrantes de movimientos sociales autonomos en plenos procesos de politización- todos ellos estarán desde ahora en la mira de los servicios represivos del Estado.

Los servicios de inteligencia también  “aprenden”

  “Desde el 2006 al 2012 tenemos reivindicaciones que permiten saber cuántos grupos hay operando, su radicalidad, hay todo un estudio en base a su discurso”

G. Yuseff. Director de la ANI. (4)

Durante la última década, los servicios de inteligencia han aprendido, al parecer, bastante con sus pasantías a Europa para instruirse en el tema del anarquismo. Si analizamos las antiguas acusaciones en base a posters de “Guns & Roses” con la utilización reciente de métodos más finos para presentar pruebas y encontrar “culpables” de forma rápida y “eficiente”, podemos concluir que desde su perspectiva, efectivamente han logrado avances. Asimismo, esto puede explicar la aparición de comunicados con una estructura discursiva y un lenguaje muy similar al de los grupos que antes han reivindicado algunos bombazos. Como sea, el tardío comunicado de la supuesta reivindicación del atentado del 8 de septiembre, y la más tardía aún reivindicación de Los Domínicos (evento ocurrido el 14 de Julio) sorprendió a muchos, más aún si tomamos en cuenta que era el mismo comunicado para reivindicar justamente las dos acciones que nadie había reivindicado. (5)  Para algunos, el texto era auténtico pues hacía un uso similar del lenguaje clásico en que siempre están escrito este tipo de comunicados. Para nosotros en cambio, se trata de otra etapa más del acercamiento de los servicios de inteligencia tanto a los discursos como a los métodos usados anteriormente por algunos grupos anarquistas. Los errores en las fechas y el uso de algunas palabras poco comunes en el lenguaje común respaldan esta teoría por ahora. Por otra parte, es bastante raro que tan sólo algunos días antes de la aparición del comunicado en Internet, varios medios de comunicación difundieran tan mordazmente que el bombazo había sido motivado por ideas anarquistas. Como siempre, de forma extraordinariamente somera y tendenciosa. (6) En uno de estos reportajes, se hizo énfasis en vincular grupos chilenos con conspiraciones anarquistas helenas y congresos mexicanos. Al día siguiente aparece este supuesto comunicado firmado por una fracción de las Células del Fuego-Chile. Una rápida googleada a la supuesta propuesta política de las “Células del Fuego” en Internet pareciera indicar que se trata más bien de una táctica o un método a utilizar, que de una organización propiamente tal o algo similar. Por eso es bastante raro que alguien firme con ese nombre en un comunicado que además, aparece sólo algunos días después del inicio de esta orquestación mediática contra las ideas anarquistas, y más raro aún, que aparezca más de una semana después de haberse producido el segundo atentado. Asimismo, otro hecho extraño es que dos días después de la muerte de Sergio Landskron en el bombazo del Barrio Yungay, hayan aparecido panfletos con “amenazas anarquistas” contra un recinto de gendarmería. Ninguna adjudicación, sólo una amenaza y nuevamente, bastante tardía. Algo sumamente raro por estos tiempos donde la inmediatez de la información marca la pauta en los medios de comunicación. Otro hecho que cabe destacar, y que es ampliamente comentado en redes sociales y foros de Internet, es el sospechoso auto Opel Corsa de color rojo que estaba en Escuela Militar el 8 de septiembre y que después desapareció, al parecer, tanto de la investigación como de los medios, excepto para avisar -justo en durante la paranoia que envolvía al país- que tan sólo se trataba de policías en un “procedimiento”.

En fin, son muchos los antecedentes que aún deben ser sometidos a mayores análisis. Por ahora, únicamente nos dirigimos a todo el amplio espectro de lo que constituye la izquierda revolucionaria, los grupos anarquistas y los movimientos autónomos organizados en Chile, ¡Camaradas: no nos dejemos engañar! ¡Unamos fuerzas para resistir esta nueva embestida represiva y fortalezcamos nuestra lucidez política para descubrir y castigar a los culpables! Debemos hacerlo rápido pues ya sabemos -por experiencia propia- que cuando el poder mueve sus hilos, las víctimas siempre están del lado de nuestra clase.

 

Notas:

1) MI HIJO ES INOCENTE. DECLARÓ LA MAMÁ DE JUAN FLORES. http://www.elmostrador.cl/pais/2014/09/25/madre-de-juan-flores-el-muchacho-que-sale-en-las-imagenes-es-mas-alto-y-delgado-la-forma-de-caminar-no-es-la-misma/

2) “Esta democracia tan perfecta fabrica ella misma su inconcebible enemigo: el terrorismo. En efecto, quiere ser juzgada por sus enemigos antes que por sus resultados. La historia del terrorismo está escrita por el Estado; es pues educativa. Las poblaciones espectadoras no pueden saberlo todo sobre el terrorismo, pero siempre pueden saber lo suficiente como para ser persuadidas de que, comparándolo con éste, lo demás deberá parecerles más aceptable, en cualquier caso, más racional y democrático”.
Guy Debord

3) Hugo Zepeda y la teoría de los grupos anarquistas. Radio Cooperativa. http://www.cooperativa.cl/noticias/sociedad/historia/hugo-zepeda-y-la-teoria-de-los-grupos-anarquistas/2014-09-26/131429.html

4) CONTRACRIMINALÍSTICA Y CHANCHOLOGÍA APLICADA. PARTE 1. LA CNI Y LA ANI. http://metiendoruido.com/2014/01/contracriminalistica-y-chanchologia-aplicada-parte-1-la-cni-y-la-ani/

5) Conspiración “Células del fuego” se reivindicó los antentados de Escuela Militar y Los Domínicos. http://www.publimetro.cl/nota/cronica/conspiracion-de-celulas-del-fuego-se-revindico-los-atentados-de-escuela-militar-y-los-dominicos/xIQnir!tbN5BUxWros6Y/

6) LAS REDES ANARQUISTAS QUE PROMUEVEN EL ATAQUE A OBJETIVOS HUMANOS: http://www.theclinic.cl/2014/09/14/las-redes-anarquistas-que-promueven-el-ataque-a-objetivos-humanos/ y LOS SINSENTIDOS DEL ANARQUISMO REVOLUCIONARIO: http://www.elmostrador.cl/opinion/2014/09/15/los-sinsentidos-del-anarquismo-revolucionario/

Escrito por Brigada de Investigaciones del Proletariado (BIP!)

Propagalo!

Publicado el Miércoles 1 Octubre 2014 a las 5:07 pm
2 amiguitxs comentaron

Usamos una licencia Creative Commons porque puede servir de algo.

Los contenidos de terceros son señalados respetando a su fuente.

Comentarios

  • titamartuca

    Muy interesante análisis. Todo esto huele a montaje y a preparar el terreno para un mayor control y represión estatal a los movimientos sociales y al walmapu.

  • satanas

    “izquierda revolucionaria”? nuestra “clase”?
    los amarillos del fel se apoderan de metiendoruido?

Suscríbete al Boletín

Recibe en tu correo las noticias y articulos

Name
Email *
 

Metiendo Ruido es un colectivo de contrainformación y agitación del Bio-Bio (Región Chilena) | 2010-2014 | Creative Commons | ®